Mariano Rajoy: "Quiero para el pueblo hermano de Venezuela lo mismo que para los españoles"

MARIANO RAJOY
EUROPA PRESS
Actualizado 30/01/2018 10:22:39 CET

   MADRID, 30 Ene. (Notimérica) -

   El presidente de España, Mariano Rajoy, ha reiterado esta mañana su oposición respecto al Gobierno venezolano de Nicolás Maduro, asegurando que la situación en el país es "inaceptable" y que continuará "luchando" por el "pueblo hermano" de Venezuela.

   Durante una entrevista realizada en el programa 'Los Desayunos de TVE', en la cadena de televisión pública española, Rajoy ha asegurado que la situación por la que atraviesa el país sudamericano es principalmente "un problema de democracia".

   "Voy a defender para Venezuela lo mismo que para España: democracia, libertad, derechos humanos y progreso económico y social", ha dicho el mandatario español, señalando como culpable al Gobierno de la nación venezolana, el cual, ha asegurado, "no solo se ha saltado las normas básicas de la democracia" sino que "está llevando a sus ciudadanos a una situación límite".

   Como ejemplo de dicha situación, Rajoy ha mencionado la "caída del PIB espectacular" del país, así como los "problemas con las medicinas y alimentos" que viven en el país, aludiendo a lo que "nos han contado muchos de los ciudadanos venezolanos que han llegado a España".

   Nuevamente, el presidente de España ha reiterado que la "situación es inaceptable" y que, como ya ha hecho liderando la petición de sanciones al Gobierno de Nicolás Maduro por parte de la Unión Europea, está "dispuesto a librar la batalla por el un pueblo hermano como es Venezuela".

   La relación entre España y Venezuela se ha visto especialmente perjudicada en las últimas semanas. Tras meses de acusaciones mutuas entre ambos Gobiernos, la pasada semana el ministro de Asuntos Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, difundía un comunicado en el que declaraba al embajador de España en Caracas "persona non grata". 

   Tal y como se indicaba en dicho comunicado, se acusa al Gobierno español de "continuas agresiones" y de "injerencia", y se reprochando a España especialmente haber liderado la iniciativa europea de imponer sanciones contra siete altos cargos venezolanos.

   Como respuesta, el Gobierno español expulsaba del país el pasado viernes al embajador venezolano en Madrid, Mario Isea, como medida de reciprocidad.