AMLO rechaza las acusaciones de corrupción en su contra de Anaya

Andrés Manuel Lopez Obrador
REUTERS / DANIEL BECERRIL - Archivo
Actualizado 14/06/2018 13:39:23 CET

CIUDAD DE MÉXICO, 14 Jun. (Reuters/EP) -

El candidato izquierdista a la Presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, ha rechazado este miércoles las acusaciones del candidato del Partido de Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, que ha señalado que concedió contratos de forma irregular a una constructora cuando se encontraba al frente de la Alcaldía de Ciudad de México.

Anaya presentó una serie de documentos durante el último debate presidencial --que tuvo lugar el martes-- en los que se mostraba presuntamente cómo el contratista José María Rioboo habría recibido contratos sin que se realizara un concurso previo.

El candidato del partido Morena, también conocido como AMLO, ha asegurado que las concesiones realizadas a Rioboo se hicieron dentro del marco legal y que se le dieron los contratos tras llegar a la conclusión de que era el mejor preparado para el trabajo.

"Andrés Manuel, te has convertido en lo que siempre has criticado, justo como el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Tú también tienes contratistas favoritos", ha manifestado Anaya durante el debate.

A dos semanas de los comicios, el debate presidencial es una de las últimas oportunidades para que los candidatos mexicanos traten de reducir la cómoda ventaja con la que cuenta López Obrador, según las diversas encuestas realizadas hasta el momento, que lo sitúan como el claro favorito para ganar la contienda.

El candidato obtuvo un 37,2 por ciento de los apoyos en una encuesta realizada por la empresa Consulta Mitofsky entre los días 3 y el 5 de junio. Este sondeo sitúa en segundo lugar a Anaya, que habría obtenido un 20,3 por ciento del respaldo.

López Obrador, un político de 64 años que busca la Presidencia de México por tercera vez consecutiva, se ha beneficiado del descontento generalizado por escándalos de corrupción que afectan al PRI y la incapacidad del Gobierno para frenar la violencia y el pobre crecimiento económico.