¿Por qué millones de mexicanos residentes en Estados Unidos no votarán en las elecciones de su país?

Elecciones México
REUTERS - Archivo
Actualizado 22/06/2018 8:50:06 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 21 Jun. (Notimérica) -

   Para las elecciones presidenciales de México que se celebrarán el próximo 1 de julio hay registrados 152.337 mexicanos que viven en Estados Unidos, un dato inédito.

   Sin embargo, esto que debería ser una buena noticia se contrasta con un hecho: se trata solo de un poco más del 1% de los votantes potenciales del país azteca en México.

   En Estados Unidos residen cerca de 11,7 millones de mexicanos habilitados para ejercer el derecho al voto --al poseer la nacionalidad y ser mayores de edad-- , según cifras del Instituto de Mexicanos en el Exterior, lo cual es similar a la población de Portugal. Estos casi 12 millones son parte de una comunidad de más de 36 millones de personas de origen mexicano en suelo estadounidense, la población foránea más grande solo después de la de India.

   La comunidad mexicana ha sido históricamente muy despegada de la política de su país. En las presidenciales de 2006 solo votaron 40.876 personas, mientras que en 2012 lo hicieron 59.115, lo cual representa menos del 0,09% de los votos contados en México en esas dos elecciones.

ESTATUS LEGAL

   Uno de los principales motivos de este desinterés por la política por parte de los mexicanos en EEUU es su estatus legal.

   Según el centro estadounidense de investigación Pew Research Center indica que hay alrededor de 5,6 millones de mexicanos sin documentos de residencia en el país.

   El Instituto Nacional Electoral (INE) pide a los mexicanos en el extranjero para poder registrarse como votantes enseñar un comprobante de domicilio (lo que puede verse como un riesgo entre mexicanos indocumentados en Estados Unidos) y la posesión de la identificación oficial para votar.

NO HAY DESEO DE VOTAR

   Si la mitad de los 12 millones de mexicanos en EEUU ejerciera su derecho, el número de votos sería superior a toda la población de países como Noruega, Costa Rica o Nueva Zelanda, asegura el investigador Carlos Navarro para 'BBC Mundo'.

   Para la elecciones de 2018, el INE abrió por primera vez el voto de senadores y gobernadores locales a los votantes en el exterior, pero esto no despertó mayor interés en los ciudadanos que residían en EEUU.

   "Muchos obtuvieron su credencial para votar no porque quisieran ejercer derecho al voto, sino porque quieren tener una identificación", considera Navarro.

   En las próximas elecciones del 1 de julio se volverá a repetir esta misma canción, los mexicanos residentes en EEUU no quieren saber nada de México o únicamente piensan que su voto no servirá para nada, un paradigma que parece por el momento muy difícil de romper.