La ministra de Exteriores de Canadá aplaude los avances en el marco de las conversaciones sobre el TCLAN

Chrystia Freeland, Robert Lighthizer e Ildefondo Guajardo
REUTERS / YURI GRIPAS - Archivo
Publicado 20/04/2018 8:16:20CET

   WASHINGTON, 20 Abr. (Reuters/EP) -

   La ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, ha aplaudido este jueves los avances registrados en el marco de las conversaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, también conocido cono NAFTA).

   Los comentarios de Freeland han tenido lugar después de haberse reunido con el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo, que buscan llegar a un acuerdo sobre el pacto comercial de 1.200 millones de dólares.

   "Diré que hemos avanzado mucho en nuestras conversaciones con Estados Unidos y con México y en nuestra conversación trilateral", ha aseverado Freeland durante una rueda de prensa.

   "Nuestro compromiso es obtener un resultado realmente bueno para todos lo antes posible y (...) trabajaremos el tiempo que sea necesario para lograr un gran acuerdo", ha añadido. Los tres representantes se reunirán de nuevo este viernes.

   Las negociaciones se están desarrollando a contrarreloj dado que las partes, especialmente Canadá y Estados Unidos, esperan llegar a un acuerdo antes de que se celebren las elecciones presidenciales de México, previstas para el 1 de julio. Sin embargo, aún existen grandes diferencias dadas las demandas de Estados Unidos.

   Canadá y México se han enfrentado a una serie de inconvenientes ante la insistencia de Washington de recrudecer las normas de denominación de origen en el sector automovilístico, las cuales rigen qué contenido estadounidense deben tener los vehículos.

   Un acuerdo sobre las normas de contenido de los vehículos eliminaría uno de los mayores obstáculos para modernizar el tratado. La Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, había exigido inicialmente que un 85 por ciento del contenido de los vehículos construidos en Norteamérica fuera fabricado en los países del TLCAN, lo que supone un aumento desde el 62,5 por ciento actual.