Los ministros de Defensa y Exteriores de Colombia llegan a Ecuador para hablar de seguridad en la frontera

Contador
Luis carlos Villegas.
COLPRENSA - Archivo
Publicado 16/04/2018 21:54:35CET

   MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Los ministros de Defensa y Exteriores de Colombia, Luis Carlos Villegas y María Ángela Holguín, respectivamente, han viajado este lunes a Ecuador para reunirse con sus homólogos y elaborar juntos un nuevo plan de seguridad para la frontera común, en respuesta al asesinado de dos periodistas ecuatorianos y su conductor por disidentes de las FARC.

   Villegas y Holguín se han reunido en el Palacio de Carondelet con los ministros ecuatorianos de Defensa, Patricio Zambrano; Exteriores, María Fernanda Espinosa; e Interior, César Navas, "para seguir coordinando acciones en la búsqueda que se adelanta de los responsables del crimen de los tres integrantes del diario 'El Comercio'", ha informado la Cancillería colombiana en un comunicado.

   La prensa de ambos países ha avanzado que los gobiernos de Juan Manuel Santos y Lenín Moreno pretenden elaborar una nueva estrategia de seguridad en la línea limítrofe, que en los últimos meses ha sido escenario de varios ataques en el lado ecuatoriano por parte de grupos armados colombianos, entre ellos disidentes de las FARC.

   La situación de la frontera se hizo patente con el secuestro del periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra, que tuvo lugar el pasado 26 de marzo en la provincia ecuatoriana de Esmeraldas cuando realizaban un reportaje sobre los recientes ataques.

   El Frente Oliver Sinisterra, un remanente de la antigua guerrilla de las FARC comandado por 'Guacho', emitió el pasado jueves un comunicado en el que anunciaba que, debido a las operaciones de rescate de las fuerzas de seguridad, los rehenes habían muerto.

   Moreno confirmó un día después que los tres rehenes habían muerto y anunció la reactivación de las operaciones de seguridad en la frontera, que se suspendieron para facilitar su liberación, y una recompensa de 100.000 dólares por 'Guacho, declarado "objetivo de alto valor militar" en ambos países.