¿En qué momento se encuentran las conversaciones de paz entre el Gobierno colombiano y el ELN?

 
Contador

¿En qué momento se encuentran las conversaciones de paz entre el Gobierno colombiano y el ELN?

ELN
REUTERS
Publicado 02/02/2017 14:26:29CET

   BOGOTÁ, 2 Feb. (Notimérica) -

   A lo largo de estos últimos años se han dado diferentes pasos previos para iniciar el proceso de paz formal entre el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), tras cinco décadas de actividad guerrillera. El objetivo es comenzar un proceso que concluya en un acuerdo similar al establecido entre las autoridades colombianas y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

   La situación de las conversaciones de paz entre el grupo guerrillero y la administración de Juan Manuel Santos parecía haber prosperado desde la liberación del soldado Carlos Fabián Huertas en julio de 2014. Unos días después el propio líder del ELN, Nicolás Bautista --alias 'Gabino'-- aseguró que estaban dispuestos a dialogar con el Gobierno bajo unas condiciones.

   Una de ellas era que no iban a abandonar las armas. No obstante, con el paso del tiempo fueron liberando algunos secuestrados y aseguraron haber mantenido acercamientos con el presidente colombiano. Además, el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, confirmó que se habían realizado varios encuentros en su país durante 2014 y 2015.

   No obstante, el ELN continuó secuestrando uniformados y atacando a los militares de algunas zonas, como en Norte de Santander (que dejó a tres personas muertas), ante la posibilidad de un posible acuerdo de paz.

   Manifestando un gran entusiasmo, el ELN aseguró que el inicio de los diálogos de paz se encontraba en manos del Gobierno a principios de 2016. Sin embargo, se registraron 66 acciones bélicas durante los primeros meses de ese período.

   Tras varias conversaciones entre ambas partes, se dieron los primeros acercamientos entre el ELN y las autoridades colombianas ante la llegada del plebiscito por la paz del 2 de octubre para ratificar el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y las FARC, cuyo resultado fue un "no" con el 50,2 por ciento de los votos.

   Durante estos meses, la guerrilla liberó varios secuestrados y pocos días después del plebiscito las delegaciones del Gobierno de Colombia y el ELN anunciaron que se instalaría una mesa de diálogo en Quito (Ecuador) el 27 de octubre de 2016.

   Sin embargo, uno de los requisitos propuestos por el Gobierno para dicho encuentro era la liberación de varios secuestrados, entre ellos el excongresista Odín Sánchez, que se encuentra retenido por la guerrilla desde abril en el departamento de Chocó, considerado el más pobre del país.

   Como el ELN no cumplió dicha condición, la mesa pública en Quito fue suspendida y se propuso el día 7 de febrero de 2017 como fecha límite para arrancar el diálogo entre el grupo guerrillero y el Gobierno colombiano.

   Se estableció como fecha definitiva para la liberación de Sánchez este jueves 2 de febrero, teniendo como precedente una fructífera reunión entre ambas partes el pasado 14 de enero en Quito, convocada con el objetivo de iniciar la fase pública de estos diálogos.

SECUESTRO DE FREDDY MORENO

   Por contra, el día 31 de enero el ELN confirmó el secuestro del soldado Freddy Moreno, que desapareció en Arauca el 24 del mismo mes. Por su parte, el grupo militar afirmó que sería liberado pronto "siempre que las Fuerzas Armadas no obstaculicen el proceso".

   Este rapto podría ser un obstáculo para iniciar el proceso. Sin embargo, el Gobierno mantiene firme su voluntad de comenzarlo si finalmente es liberado el excongresista Odín Sánchez, tras lo que Santos indultará a dos guerrilleros presos, Nixon Cobos y Leivis Valero.

   El operativo para liberar a Sánchez durante la mañana de este jueves está listo, según informó este miércoles el jefe negociador del gobierno con el ELN, Juan Camilo Restrepo. "Todos los protocolos de seguridad están en marcha", aseguró según 'El Espectador'. Para dicha liberación la fuerza pública despejará "por unas horas" una zona, cuya ubicación no determinó.

   En cuanto al rapto de Freddy Moreno, Restrepo admitió que se trata de "una preocupación nueva, desafortunada, que el ELN le aporta a este proceso de negociación, porque en vez de dar un gesto de paz y desescalamiento, es un gesto hostil".

   Según sus declaraciones, la liberación del soldado será uno de los puntos principales a tratar en la próxima mesa de negociaciones, donde también se estudiará la situación del resto de apresados por parte del grupo guerrillero.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies