Muere Luciano Benjamín Menéndez, general argentino de la dictadura

El ex represor argentino Luciano Benjamín Menéndez
REUTERS / HANDOUT .
Actualizado 28/02/2018 13:31:07 CET

   BUENOS AIRES, 27 Feb. (Notimérica) 

   Luciano Benjamín Menéndez, el general argentino que más condenas acumulaba por crímenes cometidos en la dictadura militar, sumando secuestros y torturas, ha muerto este martes a los 90 años en un hospital de Córdoba (Argentina). Ostentaba también el récord de haber sido el general más joven de la historia del país, siendo promovido, en 1972, a los 45 años.

   Nacido en 1927 en San Martín (Buenos Aires) y fue hospitalizado el pasado 7 de febrero por afecciones coronarias y biliares que se habían agudizado, al tiempo que afrontaba un juicio por delitos de lesa humanidad, según informa 'La Nación'.

   Según sus condenas judiciales, Menéndez había sido el responsable a la cabeza del "plan sistemático y generalizado de exterminio de la oposición política" que se aplicó durante la última dictadura cívico-militar (1976-1983) en nueve provincias del país, incluyendo Córdoba.

   Después de acumular un total de 13 condenas a cadena perpetua, otra a 20 años y una última a 12, el pasado 6 de febrero se reanudó un nuevo juicio contra él y otros 21 imputados por delitos de lesa humanidad que había comenzado el pasado 21 de noviembre.

   Se lo juzgaba de los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada, imposición de tormentos agravados, homicidio calificado en grado de tentativa, homicidio calificado; abuso deshonesto y violación agravada.

   Destaca la parte de su vida en que fue jefe del Tercer Cuerpo del Ejército y del Área 311, que abarcaba 10 provincias del país. Durante aquella época dirigió la represión en este territorio y dirigió los mayores centros clandestinos de detención, tortura y exterminio de Córdoba. Además, ejecutó en persona a varios secuestrados, según informa 'Clarín'.

   Solo en el juicio por el centro clandestino de 'La Perla', fue declarado culpable de 282 desapariciones, 52 homicidios, 260 secuestros y 656 casos de tortura.