El Ejército de Nicaragua anuncia que no reprimirá las protestas estudiantiles contra Ortega

Manifestaciones en Nicaragua contra el Gobierno de Daniel Ortega
REUTERS / OSWALDO RIVAS
Actualizado 14/05/2018 8:40:16 CET

MANAGUA, 13 May. (Reuters/EP) 

El Ejército de Nicaragua ha anunciado este sábado que no intentará reprimir ningún tipo de manifestaciones estudiantiles que tengan lugar contra el Gobierno, que en los últimos meses han revolucionado el país, según ha informado este sábado la agencia de noticias Agence France Presse (AFP).

"No tenemos ninguna razón para reprimirlas", ha asegurado el Coronel Manuel Guevara, portavoz de las Fuerzas Armadas. "Creemos que la solución es el diálogo", ha añadido, citado por AFP.

Haciendo referencia a la presencia de soldados en algunas de las ciudades donde se han producido manifestaciones en las últimas semanas, Guevara ha alegado que "rechaza" la "información manipulada con la que pretenden hacer ver que las estamos reprimiendo".

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, aseguró el viernes que está "listo" para iniciar el diálogo nacional que prometió para superar la crisis política desatada por las protestas en su contra.

Las manifestaciones comenzaron en abril con la reforma de la seguridad social como detonante pero se extendieron rápidamente entre la población ampliando el pliego de demandas. Fueron duramente reprimidas por las fuerzas de seguridad, con un saldo de más de 40 muertos y decenas de heridos y detenidos.

Ante la crítica interna e internacional por la desproporción en el uso de la fuerza, Ortega anunció un diálogo nacional que cuenta con la mediación de la Conferencia Episcopal, liderada por el cardenal Leopoldo Brenes, aunque todavía no se ha establecido un calendario.

La oposición, los manifestantes y los propios obispos han fijado como prioridad de este diálogo nacional la "democratización" de Nicaragua. Sin embargo, los estudiantes han exigido como requisito previo una investigación a fondo para esclarecer las circunstancias de la muerte de los manifestantes.

Entretanto, los miembros de la Comisión de la Verdad creada por el Parlamento, que controla el oficialismo, tomaron posesión del cargo. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha expresado sus dudas sobre la fiabilidad de estos investigadores y ha anunciado que se mantendrá vigilante.

Contador