México asegura que la imposición de aranceles por parte de EEUU afecta a la modernización del TLCAN

Actualizado 01/06/2018 8:30:23 CET

CIUDAD DE MÉXICO, 1 Jun. (Reuters/EP) -

Las autoridades de México han asegurado este jueves que la imposición por parte de Estados Unidos de aranceles a las importaciones de acero y aluminio procedentes del país afecta a las conversaciones de modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN/NAFTA).

No obstante, el Gobierno ha destacado que seguirá sentado a la mesa de negociaciones sobre el pacto comercial a pesar de que no cree que las partes lleguen a un acuerdo antes de que se celebren las elecciones mexicanas previstas para el 1 de julio.

"No debería ser el inicio de ningún tipo de guerra", ha aseverado el ministro de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo. "Una guerra comercial tiene lugar cuando se produce un escalamiento de conflicto, en este caso es simplemente una respuesta a una primera acción", ha explicado.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, ha anunciado este mismo jueves que el país seguirá adelante con su decisión de imponer un arancel del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio procedentes de la UE, Canadá y México.

Los comentarios de Guajardo han tenido lugar después de que el Gobierno de México decidiera imponer "medidas equivalentes" a diversos productos estadounidenses. "México lamenta profundamente y reprueba la decisión de Estados Unidos de imponer estos aranceles a las importaciones de acero y aluminio provenientes de México a partir del 1 de junio, bajo el criterio de seguridad nacional", señaló en este sentido la Secretaría de Comercio de México.

Esta mañana el presidente mexicano, Enrique Peña, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, mantuvieron una conversación telefónica sobre la medida y condenaron la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump.

Ambos mandatarios han indicado que mantendrán una "estrecha comunicación" para defender el comercio internacional incluyendo la "exitosa" renegociación del TLCAN, según ha recogido un comunicado.

"No tenemos miedo a negociar pero tampoco vamos a negociar con miedo. Nuestras posiciones están claras y seguiremos trabajando en todos los frentes para que la relación entre México y Estados Unidos esté a la altura de lo que puede y debe ser", ha aseverado el ministro de Exteriores de México, Luis Videgaray.