El NRC denuncia el cierre de 80 escuelas por el enfrentamiento entre grupos armados en Colombia

Colombia
COLPRENSA - Archivo
Publicado 19/04/2018 11:49:51CET

   MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El Consejo Noruego para Refugiados (NRC) ha denunciado que 80 instituciones educativas han tenido que cerrar esta semana en la región colombiana de Catatumbo, en el norte del país, debido a los enfrentamientos entre varios grupos armados.

   Alrededor de 45.000 estudiantes y 2.000 profesores se han visto afectados por la suspensión de clases, según ha denunciado la organización en un comunicado.

   El representante para Colombia del NRC, Christian Vines, ha advertido de que el efecto de los conflictos en la educación y en los niños puede provocar "un daño en las sociedades y en las personas muy grande y duradero".

   "Los actores tienen que evitar llevar a cabo ofensivas que afecten a la educación; deben defender públicamente que los ataques contra las instituciones educativas están prohibidos y tienen que intentar no perjudicar a estudiantes y a profesores en zonas en las que el conflicto armado continúa", ha enumerado Vines.

   El NRC ha informado de que las autoridades educativas han activado planes de contingencia en la región. La organización ha recalcado que "es necesario asegurarse de que se le ofrece protección a los profesores, a los estudiantes y a sus familias y de que, cuando sea posible, estos pueden volver a la escuela".

   "El Ejecutivo, las organizaciones humanitarias y los donantes comparten la responsabilidad de garantizar que las escuelas son seguras y de promover acciones para que la educación continúe durante los conflictos armados y los desplazamientos forzosos", ha subrayado el responsable para Colombia del NRC.

   La ONG ha instado al Gobierno colombiano a unirse a la Declaración de Escuelas Seguras para garantizar que los centros educativos son protegidos.

   El fuego cruzado entre actores armados no estatales ha tenido un "efecto directo entre los ciudadanos", según la oficina del Defensor del Pueblo. Los enfrentamientos "han causado desplazamientos forzados, amenazas, secuestros, restricción de movilidad que limita el acceso a los alimentos y servicios básicos", ha subrayado la oficina.

   "Los grupos armados tienen que cumplir con las obligaciones que les marca el Derecho Internacional Humanitario", ha advertido Vines. "Las comunidades que viven en estas regiones deben sentirse seguras y los actores armados tienen que respetar las vidas de los civiles, no se va a poder reducir la tensión en Catacumbo de otra manera", ha subrayado el representante del NRC.