Obispos critican el silencio de Daniel Ortega en Nicaragua

Daniel Ortega
GETTY - Archivo
Actualizado 12/06/2018 11:35:31 CET

   MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Conferencia Episcopal ha reprochado este lunes al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, su silencio una vez transcurridas las 48 horas que sus interlocutores en el diálogo nacional le habían dado de plazo para "reflexionar" sobre la "democratización" del país, mientras continúa la represión de las protestas contra el Gobierno, que este fin de semana ha dejado al menos otros cinco muertos.

   Las protestas estallaron el pasado 18 de abril con la reforma de la seguridad social como detonante pero rápidamente se extendieron hasta reclamar la "democratización" de la nación centroamericana. De acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), más de cien personas han muerto y las autoridades, así como grupos paramilitares, han cometido graves violaciones de los Derechos Humanos por el uso de la fuerza contra manifestantes.

   Para sofocar las peores protestas que ha vivido en sus quince años de mandato, Ortega convocó a un diálogo nacional que apenas ha dado avances. Se ha tenido que suspender varias veces, la última la semana pasada por la represión de la manifestación celebrada el 30 de mayo, Día de la Madre en Nicaragua, por las madres de los jóvenes muertos y desaparecidos en la ola de violencia.

   El pasado jueves, los obispos, que ejercen de mediadores, se volvieron a reunir con Ortega para trasladarle "la angustia que sufre el pueblo de Nicaragua" y urgirle a elaborar una 'hoja de ruta' hacia la "democratización". El líder sandinista les pidió dos días para "reflexionar" que expiraron el sábado sin que el jefe de Estado se haya pronunciado todavía.

   "La respuesta que hemos recibido es más violencia: creo que (Ortega) ha respondido con hechos", ha dicho este lunes el secretario de la Conferencia Episcopal, Abelardo Mata, en declaraciones telefónicas al diario nicaragüense 'La Prensa'. "La crisis se está ahondando más y más", ha lamentado.

   A lo largo del fin de semana se han producido dos nuevas muertes en Managua, la capital, una en Masaya, otra en Matagalpa y una quinta en Tipitapa, en distintos sucesos relacionados con las manifestaciones antigubernamentales, según el periódico local, que eleva el balance a 127 fallecidos.

   Además, este lunes varias personas han resultado heridas y otras han sido capturadas en los ataques lanzados por la Policía y grupos paramilitares contra las barricadas levantadas por los manifestantes en los barrios de El Edén, El Paraisito, María Auxiliadora y Larreynaga, todos ellos en Managua.

   El obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, ha pedido en Twitter a los habitantes de estos barrios que "no salgan a al calle". "Es muy peligroso por la presencia de los grupos de choque. No arriesguen la vida inútilmente. Nicaragua los necesita vivos. Rezo por todos ustedes", ha escrito.

Contador