Ollanta Humala: "Lo que no nos mata, nos hace más fuertes"

Ollanta Humala
REUTERS / MARIANA BAZO - Archivo
Actualizado 02/05/2018 16:01:00 CET

   LIMA, 1 May. (Notimérica) -

    El expresidente peruano Ollanta Humala (2011-2016) excarcelado este martes de prisión preventiva junto con su esposa, Nadine Heredia, por la presunta comisión de un delito de lavado de activos, ha afirmado a su salida de prisión que "lo que no nos mata, nos hace más fuertes".

   "Hay un viejo refrán que dice: 'Lo que no nos mata nos hace más fuertes'. Estamos viviendo la continuación en la forja de un partido; queremos ser un partido longevo y los partidos que quieren hacer historia son los que pasan por una etapa de martirologio", ha indicado Humala en referencia al Partido Nacionalista Peruano (PNP), según ha informado 'Infobae'.

   El exgobernante se ha dirigido a un grupo de los militantes del PNP en su local partidario, hasta el que llegó tras abandonar la prisión policial de Lima en la que estuvo recluido desde julio de 2017.

   "Quiero ofrecer mi reconocimiento y agradecimiento eterno a cada uno de ustedes, los sin nombre, esos que nadie saben de dónde vienen y aquellos que, a diferencia de muchos que decían representar al partido, no se fueron. Los sin nombre son los que han llenado la ciudad de carteles y pintas pidiendo nuestra libertad", ha indicado Humala.

   Del mismo modo, el político ha agregado que el PNP es un partido "joven", que con solo seis años de formación llegó a la Presidencia del país y remarcó que, por ese motivo, seguirá "adelante" porque no ha "cometido ningún delito".

   Por su parte, Heredia, quien salió primero que su esposo del penal para mujeres Santa Mónica, en el distrito limeño de Chorrillos, no dio declaraciones a la prensa y se dirigió inmediatamente a su domicilio.

   Humala y su esposa, salieron este lunes de la cárcel, después de nueve meses en prisión preventiva, en cumplimiento de un fallo del Tribunal Constitucional, que revocó la decisión de un juzgado en el marco de una investigación por lavado de activos.

   La pareja es investigada por la Fiscalía peruana por los presuntos aportes irregulares de la constructora brasileña Odebrecht a su campaña electoral del 2011 y del gobierno venezolano en los comicios de 2006.