La ONG alemana 'Adveniat' exige a Ortega que abra proceso democrático en Nicaragua

Manifestaciones en Managua contra el Gobierno de Daniel Ortega
REUTERS / OSWALDO RIVAS
Publicado 24/04/2018 14:54:32CET

   BERLÍN, 24 abr (dpa/Notimérica) -

   La misión católica alemana para América Latina 'Adveniat' llamó al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a abrir un proceso democrático y a poner fin a la represión de protestas sociales que han convulsionado al país en los últimos días.

   "El presidente Daniel Ortega debe ceder y dar paso a una apertura democrática", declaró la responsable de 'Adveniat' para Nicaragua, Inés Klissenbauer, quien sin embargo no contempla como solución al conflicto abierto la salida del dirigente.

   "Si Ortega dimite, el país se sumirá en un caos porque en la actualidad no existe una alternativa política, por eso el presidente debe iniciar una transición democrática", agregó.

   La experta en América Latina de 'Adveniat' lamentó la "violencia desorbitada" ejercida por parte de la Policía y de los militares, así como los saqueos y los actos de vandalismo indiscriminado cometidos por parte algunos manifestantes.

   Klissenbauer destacó que 'Adveniat', al igual que sus socios en Nicaragua y la Iglesia del país latinoamericano, abogan por la celebración de marchas pacíficas y por establecer un diálogo entre el Gobierno y los jóvenes manifestantes, los primeros que se lanzaron a las calles a protestar.

   Desde la ONG alemana recuerdan que el origen de las violentas protestas iniciadas hace seis días en el país fue la aprobación vía decreto presidencial de una polémica reforma del Seguro Social por parte de Ortega, un gobernante que se mantiene en el poder desde 2007.

   "La gente se pregunta por qué no se les permite protestar pacíficamente. La violencia desproporcionada del Gobierno ha provocado una situación de contraviolencia entre los manifestantes", explicó la responsable de Nicaragua de la misión alemana.

   "En un país donde más de la mitad de la población vive en situación de pobreza, las protestas están siendo utilizadas con gran rapidez por parte de gente que saquea supermercados y perpetra actos violentos en las calles", apuntó.

   Inés Klissenbauer recordó además que la Iglesia constituye una voz importante para lograr la paz y abrir un proceso de diálogo. En este sentido, destacó que, en un momento en que la oposición del país carece de liderazgo, el arzobispo de Managua, el cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano, está dispuesto a actuar como mediador.

   Las protestas de los últimos días en Nicaragua fueron reprimidas con violencia por grupos de choque oficialistas y policías antimotines, con un saldo de diez muertos según el Gobierno y más de 30 fallecidos según medios de prensa de Managua.