Pastrana pide a la región "no abandonar a Venezuela" y activar la Carta Democrática de la OEA

El ex presidente de Colombia Andrés Pastrana
REUTERS / ANDRES MARTINEZ CASARES
Publicado 20/03/2018 9:09:49CET

   El ex presidente advierte: "Petro es el 'chavismo' puro y duro y no vamos a dejar que Colombia sea otra Venezuela"

   MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El ex presidente colombiano Andrés Pastrana ha instado a los gobiernos latinoamericanos a "no abandonar a Venezuela", que atraviesa una grave crisis política y económica, proponiendo como única solución posible actuar contra el Gobierno de Nicolás Maduro a través de la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA), que permitiría aplicar sanciones e incluso suspender al país como miembro.

   "Los países de América Latina no pueden seguir abandonando a Venezuela", ha dicho en una entrevista concedida a Europa Press en Madrid, donde se encuentra para recoger el premio anual que concede la Fundación Villacisneros y que este año ha recaído sobre él y el también ex presidente Álvaro Uribe.

   Pastrana ha valorado que "afortunadamente hoy tenemos a presidentes amigos", entre los que ha mencionado al argentino Mauricio Macri, el chileno Sebastián Piñera y el peruano Pedro Pablo Kuczynski, "que están comenzando a dar la batalla" contra Maduro.

   Sin embargo, ha exhortado a aprovechar también que "hay un secretario general (de la OEA) como Luis Almagro", que ha encabezado la ofensiva contra el Palacio de Miraflores desde el bloque hemisférico, por lo cual algunos "le quieren quitar el piso".

   El líder colombiano ha considerado que, si bien iniciativas como el Grupo de Lima pueden ayudar, el canal debe ser la OEA. "Tenemos a los cancilleres (ministros de Exteriores) trabajando en el Grupo de Lima y a los cancilleres trabajando en la OEA. Si tenemos la OEA ¿por qué no institucionalizamos el tema?", ha planteado.

   En concreto, ha reclamado a los estados miembro que aprueben la aplicación de la Carta Democrática contra Venezuela, lo cual supondría declarar que se ha producido una ruptura del orden constitucional en la nación caribeña y abrir la puerta a diversas sanciones que podrían llevar hasta la suspensión del país en la OEA.

   Pastrana no ha descartado la solución nacional porque, de forma paralela a las tensiones regionales, "hay fuertes movimientos internos" contra Maduro que trascienden de la oposición política. "¿Cómo hay tanto militar preso? ¿Cómo hay tanto militar fuera de Venezuela?", ha planteado sin entrar en detalles.

   El ex mandatario ha insistido en que las elecciones presidenciales del 20 de mayo, en las que Maduro concurre prácticamente sin rival, carecen de legitimidad por cómo se convocaron, porque el árbitro electoral "está vencido y no fue renovado" y porque los principales opositores están presos o inhabilitados.

   "Nadie les va a creer que son unas elecciones limpias", ha afirmado y ha exigido una verdadera observación electoral con presencia de la OEA, la liberación de presos políticos y la habilitación de los líderes opositores para poder hablar de auténticos comicios.

"FALSO DIÁLOGO"

   Pastrana ha criticado también a la Mesa de Unidad Democrática (MUD), que "hace tiempo que ni es mesa, ni es unidad ni es democrática", porque con Henri Falcón, antiguo miembro de la coalición opositora que ha decidido competir por su cuenta contra Maduro, ha legitimado al "régimen".

   Ha reprochado igualmente la intervención del ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero como mediador en "un falso diálogo" que "solo ha llevado a que haya más muertos, a que haya más hambre, a que haya menos medicinas en Venezuela y a que no pase absolutamente nada". "A mantener a Maduro en el poder", ha remachado.

   Zapatero encabezó en diciembre junto a República Dominicana un último intento por sentar al Gobierno y a la MUD a la mesa de negociaciones para pactar las condiciones en las que debían celebrarse las elecciones presidenciales y que descarriló dos meses después cuando ya había un principio de acuerdo.

CRISIS HUMANITARIA

   En este tiempo, ha denunciado Pastrana, la situación humanitaria en Venezuela se ha agravado --"la gente se está muriendo de hambre (...) en el que es el país más rico del mundo en reservas petroleras"-- y por eso ha reiterado el llamamiento de la comunidad internacional a Maduro para que abra un "canal humanitario".

   La crisis de Venezuela ha impactado de lleno en Colombia, a donde a diario cruzan miles de personas en busca de trabajo y bienes de primera necesidad, como comida o medicamentos. El Gobierno de Juan Manuel Santos ha activado un plan de contingencia para atender este flujo migratorio y garantizar la seguridad en la frontera.

   Según Pastrana, ya se han planteado los primeros problemas, no solo porque hay que atender a los venezolanos con sanidad, educación y vivienda, sino porque "empieza a generarse un tema xenofóbo" por los "abusos", entre los que ha destacado la competencia desleal en el mercado de trabajo con sueldos más bajos.

   "Hay un problema que el mundo tiene que mirar y sobre el que los colombianos tenemos que llamar la atención", ha considerado.

PETRO Y EL 'CHAVISMO'

   Por otro lado, Pastrana ha alertado de la deriva que podría adoptar Colombia si en las elecciones presidenciales que se celebrarán entre mayo y junio finalmente gana Gustavo Petro, el principal candidato de la izquierda y a quien los sondeos sobre intención de voto sitúan como favorito.

   "Petro es el 'chavismo' puro y duro y no vamos a dejar que Colombia sea otra Venezuela", ha aseverado, aunque ha confiado en poder frenar su ascenso a la Casa de Nariño, a juzgar por los resultados de las elecciones legislativas del pasado 11 de marzo, en las que se ha impuesto la centro-derecha.

   Iván Duque ha sido el elegido por la derecha para abanderar la Alianza para la Reconstrucción de Colombia que han creado Pastrana y el también ex presidente Álvaro Uribe para hacer frente común contra el acuerdo de paz firmado por el Gobierno de Santos y la antigua guerrilla de las FARC.

   Pastrana ha aclarado que, si Duque gana la Presidencia, habrá "ajustes" en el acuerdo para conseguir una "paz justa y duradera". Petro, por su parte, es uno de los principales defensores de los textos de La Habana y ha prometido acelerar su implementación si da el relevo a Santos.