Pence y Temer acuerdan "presionar" a Maduro para "restaurar la democracia en Venezuela"

Michel Temer y Mike Pence
REUTERS / ADRIANO MACHADO
Actualizado 27/06/2018 9:13:33 CET

   MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) 

   El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y el presidente de Brasil, Michel Temer, han acordado durante su reunión de este martes en Brasilia "presionar" al Gobierno de Nicolás Maduro para "restaurar la democracia en Venezuela".

   "Nos hemos comprometido a presionar al régimen de Maduro para restaurar la democracia en Venezuela", ha informado el propio Pence en su cuenta oficial de Twitter.

   En declaraciones a la prensa antes de reunirse a puerta cerrada en el Palacio de Planalto, donde ha sido recibido por un pequeño grupo de manifestantes, Pence ha expresado su apoyo a Brasil ante la llegada de inmigrantes venezolanos. "Estamos orgullosos", ha dicho, de acuerdo con el diario local 'Folha'.

   Además, el 'número dos' de la Administración de Donald Trump ha revelado en la misma red social que han hablado de "la gran amistad entre ambos países", que "atraviesa generaciones", según ha destacado ante los medios de comunicación, así como de "migración, seguridad y comercio".

   Por su parte, Temer, de quien solo han trascendido los comentarios públicos, ha pedido a Pence que, dado que Estados Unidos no participa en el actual Mundial de Fútbol que se juega en Rusia, apoye a la selección brasileña. "Espero que Brasil llegue a la final", se ha limitado a contestar el vicepresidente.

   Pence emprendió el lunes su tercer viaje a América Latina, lo que le convierte 'de facto' en el principal interlocutor de la Casa Blanca con el hemisferio sur del continente americano.

   Entonces ya avanzó que su principal objetivo era "trabajar con los aliados (de Estados Unidos) para presionar al régimen de Maduro para que devuelva la democracia al pueblo venezolano".

EEUU ANUNCIA LA ENTREGA DE AYUDA

   Por otra parte, Pence ha anunciado la entrega de diez millones de dólares (cerca de 8,6 millones de euros) en ayuda humanitaria adicional a los venezolanos que han huido del país, según ha confirmado la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

   "Esta financiación para el pueblo venezolano incluye una contribución a la respuesta regional de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) a la crisis en Venezuela, apoyo a los esfuerzos de respuesta de emergencia del Programa Mundial de Alimentos (PMA) para los venezolanos que han llegado recientemente a Ecuador y otra ayuda humanitaria a venezolanos y comunidades de acogida en Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y otros países de la región", ha dicho.

   Así, ha detallado que esta ayuda estará destinada a mejorar el acceso a agua potable, suministros de higiene, alojamiento, protección ante la violencia y la explotación, y oportunidades de trabajo y educación.

   "Esta ayuda adicional de diez millones de dólares eleva el total de la asistencia humanitaria a la crisis venezolana a 31 millones de dólares (unos 26,6 millones de euros) desde el inicio del año fiscal 2017", ha detallado.

   Nauert ha indicado además que "complementando esta asistencia se entregarán 18,5 millones de dólares (alrededor de 15,9 millones de euros) en financiación para ayudar a los venezolanos desplazados en Colombia que han huido de la crisis en su país".

   "Estados Unidos sigue preocupado por la lucha diaria de los ciudadanos venezolanos para satisfacer las necesidades básicas de sus familias y pide un aumento del apoyo para el bienestar del pueblo venezolano y la restauración de su democracia", ha manifestado.

   En este sentido, ha pedido al "régimen de (el presidente venezolano, Nicolás) Maduro que permita inmediatamente la entrada de ayuda internacional, incluida comida y medicinas, para satisfacer las crecientes necesidades humanitarias".

CUMBRE EEUU-CENTROAMÉRICA

   El jueves, Pence recalará en Guatemala, donde se reunirá con su presidente, Jimmy Morales, y su homólogo de Honduras, Juan Orlando Hernández, así como con el vicepresidente salvadoreño, Salvador Óscar Ortiz, para hablar de migración en la frontera sur de Estados Unidos, según ha informado a Reuters una fuente norteamericana.

   Trump está en plena ofensiva contra la inmigración ilegal, si bien en los últimos días ha tenido que dar marcha atrás y ordenar la reunificación de las familiares que fueron separadas a su llegada a la frontera con México, debido al amplio reproche internacional y de su propio círculo de confianza.

   El anterior Gobierno de Barack Obama puso un marcha un programa de ayudas económicas a los países centroamericanos para resolver en origen los problemas que cada año empujan a miles de salvadoreños, hondureños y guatemaltecos hacia Estados Unidos. Trump ha amenazado con cortar la ayuda por la falta de resultados.

   Pence ha ratificado la nueva posición de la Casa Blanca durante su encuentro con Temer. Si los centroamericanos que están pensando en viajar a Estados Unidos "no pueden hacerlo legalmente, entonces mejor que no vengan", ha advertido en la rueda de prensa conjunta.

Contador