Un antiguo socio de Kuczynski exculpa al presidente de los tratos corruptos con Odebrecht

Pedro Pablo Kuczynski
REUTERS / MARIANA BAZO
Actualizado 20/12/2017 19:55:56 CET

LIMA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El empresario chileno Gerardo Sepúlveda, que se encargó de gestionar Westfield Capital, una consultora propiedad de Pedro Pablo Kuczynski cuando era primer ministro del Gobierno de Alejandro Toledo, ha asegurado que el ahora presidente peruano desconocía los tratos con Odebrecht, una constructora brasileña investigada por corrupción en toda la región.

Odebrecht ha confesado que pagó miles de millones de dólares a funcionarios y políticos de toda América Latina como soborno para consiguió jugosos contratos públicos. La empresa confesó la semana pasada al Congreso peruano que dio 4,8 millones de dólares a consultoras vinculadas a Kuczynski.

Una de ellas, Westfield Capital, recibió más de 780.000 dólares entre 2004 y 2007, incluyendo 60.000 dólares en los años en los que Kuczynski fue ministro de Economía y primer ministro del entonces presidente Alejandro Toledo.

El actual mandatario ha esgrimido que no era consciente de los negocios que Westfield Capital hizo en esa época porque cedió la gestión a Sepúlveda. Sin embargo, la oposición ha presentado una moción de censura contra Kuczynski por "vacancia moral". Se votará este jueves y se espera que salga adelante porque la oposición controla el Parlamento.

Sepúlveda ha contado, en una entrevista concedida al diario peruano 'El Comercio' desde Santiago que él y Kuczynski eran amigos personales, por lo que desde que en 1993 asumió las riendas de Westfield Capital no necesitó autorización de este último.

"El señor Kuczynski nunca tuvo una duda de que yo iba a hacer algo incorrecto. Esta conversación de qué hacer o qué no hacer no existió porque yo nunca iba a hacer algo inadecuado o imprudente", ha explicado.

Además, ha contado que él gestionó personalmente el contrato con la constructora brasileña. "Kuczynski creo que efectivamente lo ha visto recién ahora", ha afirmado.

También ha aclarado que en esos años "todos querían trabajar con Odebrecht" y en el caso de Westfield Capital fue la constructora brasileña quién llamó a su puerta. "La relación con el Estado no tuvo ninguna influencia", ha sostenido.

Sepúlveda ha definido Kuczynski como "un hombre honesto" y ha expresado su deseo de que "logre terminar su carrera como presidente de Perú", si bien ha reconocido que es improbable.