La Fiscalía peruana advierte de que el caso Odebrecht podría superar la corrupción de la era Fujimori

El ex presidente peruano Alberto Fujimori
REUTERS
Actualizado 25/01/2017 21:34:21 CET

LIMA, 25 Ene. (Reuters/EP) -

La Fiscalía peruana ha advertido este miércoles de que la trama de pago de sobornos de la empresa brasileña Odebrecht para conseguir obra pública podría superar los niveles de corrupción registrados durante el Gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000).

"Es un caso bastante grande. Me atrevo a decir que es un caso mayor al que hemos conocido antes", ha dicho el fiscal Pablo Sánchez, interrogado por los medios de comunicación, en alusión a los casos de corrupción de Fujimori.

Perú sufrió el mayor escándalo de corrupción de su historia a final del siglo pasado, que involucró a altos cargos de la administración pública, jueces, militares y empresarios de medios de comunicación, lo que derivó en la destitución del ex presidente.

Sánchez ha afirmado que hay mucha gente implicada en el escándalo de Odebrecht y ha prometido que la Fiscalía "va a llegar a ellos", pero ha pedido "paciencia" a los peruanos. "Deben entender que quizás lograr, como dicen algunos, capturar un pez gordo, es complicado", ha indicado.

El caso Odebrecht ha salpicado a los ex presidentes Alan García, Alejandro Toledo y Ollanta Humala. En los últimos días, las fuerzas de seguridad han allanado las viviendas de varios colaboradores de García y han detenido a dos ex funcionarios suyos.

CASO ODEBRECHT

Odebrecht y su filial petroquímica, Braskem, llegaron el pasado diciembre a un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos por el cual admiten el pago de sobornos a funcionarios de 12 países para conseguir contratos públicos. Ambas compañías se han comprometido a pagar conjuntamente una multa de 3.500 millones de dólares a cambio de que se retiren los cargos en Estados Unidos, Suiza y Brasil.

Este acuerdo se enmarca en las investigaciones estadounidenses por el caso 'Lava Jato', en el que las autoridades brasileñas indagan en una red de pago y cobro de sobornos a políticos de distinto signo para lograr contratos de la petrolera estatal, Petrobras.

Odebrecht ha reconocido el pagó más de 2.000 millones de dólares en sobornos a funcionarios y políticos brasileños y otros 439 millones de dólares en otros países de la región. En el caso de Perú ha reconocido pagos por 29 millones de dólares.

La Fiscalía de Perú y Odebrecht han firmado un acuerdo preliminar que compromete a la empresa constructora a devolver inicialmente 8,9 millones de dólares de las ganancias ilícitas obtenidas en el país y brindar información "relevante" para identificar a los funcionarios implicados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies