Perú detiene a más de 50 personas en una operación contra el tráfico de drogas en la frontera con Colombia

Martín Vizcarra
PRESIDENCIA DE PERÚ - Archivo
Actualizado 17/07/2018 8:54:22 CET

LIMA, 17 Jul. (Reuters/EP) -

Perú ha detenido este lunes a más de 50 personas, la mayoría de ellas colombianas, como parte de una operación contra el tráfico de drogas en una provincia fronteriza donde supuestamente se refugiaron exdisidentes de las FARC.

El presidente peruano, Martín Vizcarra, ha asegurado que las fuerzas de seguridad de su país se coordinaron con el Ejército colombiano para llevar a cabo la operación "Armageddon" a primera hora de este lunes.

Vizcarra y varios de sus ministros declararon este domingo el estado de emergencia para la provincia de Putumayo, cerca de la frontera entre Colombia y Ecuador. Entró en vigencia este lunes, según un decreto publicado en el boletín oficial El Peruano.

"Más de 50 personas han sido detenidas, la gran mayoría ciudadanos colombianos que estuvieron involucrados en el tráfico ilegal de drogas", ha informado Vizcarra.

La operación en Putumayo se ha llevado a cabo tras los repetidos ataques de rebeldes disidentes de las FARC contra las fuerzas de seguridad de Ecuador.

Alrededor de 1.200 combatientes de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia se negaron a desmovilizarse en virtud de un acuerdo de paz en 2016 con el Gobierno de Colombia y continuaron sus actividades de narcotráfico, según ha informado el Ministerio de Defensa colombiano.

La agencia estatal de noticias peruana Andina, ha informado de que cuatro laboratorios de cocaína fueron desactivados en lo que el ministro de Defensa, José Huerta, ha calificado como el mayor arresto en la frontera norte de Perú.

"Vamos a defender nuestra soberanía, nuestro territorio, y vamos a usar la fuerza para hacerlo", ha asegurado Huerta.

Bajo el estado de emergencia, las libertades civiles se suspenden y la fuerza militar está autorizada a mantener el orden en Putumayo durante 60 días. El alcalde de la provincia de Putumayo, Segundo Julca, ha señalado que la medida tenía como objetivo hacer retroceder la incursión de rebeldes disidentes colombianos armados de las FARC.

Además ha informado de que los rebeldes habían estado reclutando a granjeros para cultivar coca, el principal ingrediente de la cocaína y un cultivo lucrativo en la provincia azotada por la pobreza.