La Policía brasileña envía al TSJ un informe sobre la posible implicación de Temer en varios delitos de corrupción

 

La Policía brasileña envía al TSJ un informe sobre la posible implicación de Temer en varios delitos de corrupción

Contador
Michel temer
REUTERS/ UESLEI MARCELINO
Publicado 12/09/2017 15:17:29CET

   SAO PAULO, 12 sep (Reuters/Notimérica).-

   La Policía federal de Brasil ha hecho público un informe en el que dan muestra de las sospechas que recaen sobre el presidente brasileño, Michel Temer, quien habría participado en diversos actos ilícitos junto con un grupo de colaboradores de su partido, reportándose hasta 10 millones de dólares de beneficios.

   Según el documento, existen evidencias de que Temer y sus posibles colaboradores podrían estar involucrados en actos de corrupción activa y pasiva, fraude y, así como otros delitos que ya han sido remitidos al Supremo Tribunal Federal, única corte con autoridad para investigar a un presidente en funciones en Brasil.

   Aunque el reporte no especifica qué ventajas podría haber obtenido Temer, sí se indentifican una serie de transferencias hechas desde compañías como la polémtica empresa Odebrecht SA, así como la existnecia de dinero originado en contratos del Estado.

   El jefe de gabinete de Temer, Eliseu Padilha, y el 'zar' de la privatizaciones del mandatario, Wellington Moreira Franco, también son mencionados en la investigación, la cual se inició en el año 2015.

   Asimismo, el informe podría dar evidencias para una segunda acusación por corrupción contra Temer tras la llevada a cabo por el Fiscal general, Rodrigo Janot --cuyo período expira a finales de esta semana--, quien interpuso una primera hace casi dos meses, aunque postriormente esta fue desestimada por la Cámara Baja por supuesta falta de evidencia.

   Temer ha sido una figura central en el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) durante décadas y ayudó a crear un sólido bloque en la Cámara Baja que ha participado en las últimas cuatro administraciones. Se convirtió en vicepresidente de Brasil en el 2011 y reemplazó a su predecesora Dilma Rousseff después de que ella fuera enjuiciada políticamente por maquillar las cuentas fiscales en 2016.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies