El independentista Óscar López Rivera llega a Puerto Rico, donde cumplirá sus últimas semanas de condena

 

El independentista Óscar López Rivera llega a Puerto Rico, donde cumplirá sus últimas semanas de condena

Independentista de Puerto Rico Oscar Lopez Rivera
ALVIN BAEZ / REUTERS
Publicado 10/02/2017 3:01:04CET

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El independentista puertorriqueño Óscar López Rivera, encarcelado en una prisión del estado de Indiana desde hace 35 años, ha llegado este jueves a Puerto Rico, donde cumplirá sus últimas semanas de condena después de que el expresidente de Estados Unidos Barack Obama le conmutara la sentencia tres días antes de abandonar la Casa Blanca.

Rivera, que ha estado 35 años en una prisión del estado estadounidense de Indiana, ha aterrizado en Puerto Rico poco antes de las 17.00 horas, y allí será trasladado a una prisión en el barrio de Santurce, en la capital puertorriqueña, San Juan.

Obama anunció el pasado 17 de enero que el boricua saldrá de prisión finalmente el próximo 17 de mayo. López Rivera, que acaba de cumplir 74 años, está acusado de formar parte, a finales de la década de 1970, de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), organización responsable de actos de sabotaje en varias ciudades de Estados Unidos en reclamo por la independencia de Puerto Rico.

Considerado en su isla natal un "prisionero político", fue condenado en 1981 a 55 años de cárcel, a los que se sumaron 15 años más en 1987 por intento de fuga.

La conmutación de López Rivera se enmarca en una orden de Obama para dar a 273 presos "una segunda oportunidad". El presidente saliente conmutó las penas de 209 reos --con lo que suman un total de 1.385 durante su Gobierno--, entre ellas la de Chelsea Manning, responsable de las primeras filtraciones a WikiLeaks que estaba condenada a 35 años de cárcel, e indultó a otros 64 --212 en total--.

López Rivera aseguró entonces que una vez que abandone la prisión viajará hasta Chicago (Illinois), estado al que llegó con 14 años y donde se encuentra su familia, pero después de eso regresará a vivir a su pueblo natal, San Sebastián del Pepino, en Puerto Rico.

"Soy pepiniano y quiero disfrutar de Puerto Rico y de mi familia", indicó López Rivera en declaraciones al diario puertorriqueño 'El Nuevo Día'. No obstante, recordó que le gusta trabajar y que quiere compartir sus "destrezas" --entre las que ha destacado "ayudar a los jóvenes"-- con el resto de la gente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies