Procesan a Cristina Fernández de Kirchner y a su familia por lavado de dinero dentro de la causa Hotesur

Cristina Fernández de Kirchner
WIKIMEDIA COMMONS - Archivo
Publicado 14/05/2018 22:10:23CET

   BUENOS AIRES, 14 May. (Notimérica) -

   La expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y sus hijos Máximo y Florencia Kirchner, han sido procesados este lunes por lavado de dinero sin prisión preventiva en el marco de la causa Hotesur.

   El juez Julián Ercolini los ha encontrado responsables de actividades ilícitas de blanqueo agravadas por actuar en banda dentro de la causa que investiga las operaciones de Hotesur SA, propietaria del hotel Alto Calafate. También ha establecido embargos de 800 millones de pesos (32 millones de dólares) para cada uno.

   Además de la exmandataria y sus hijos, también están imputados el empresario Lázaro Báez, el contador Víctor Manzanares, Osvaldo Sanfelice y la hija de Alicia Kirchner, Romina Mercado.

CAUSA HOTESUR

   La causa Hotesur investiga cómo los Kirchner usaban dinero que habían obtenido junto con Lázaro Báez de forma ilícita. El origen de ese dinero era la "adjudicación irregular" de parte de la obra pública vial en la provincia de Santa Cruz. El uso que le dieron para desviarlo de su presunto origen ilícito fue adquirir hoteles y aplicarles mejoras.

   En primer lugar, los Kirchner compraban los hoteles. Luego, mediante la firma Hotesur, los alquilaban mensualmente a Valle Mitre SRL, propiedad de Báez, para que los explotara. Ese era el mecanismo mediante el cual se lavaba el dinero con el que los habían adquirido. Según la causa, Valle Mitre garantizó a los Kirchner ingresos de más de 14 millones de dólares.

   Según Ercolini, la exfamilia presidencial, recibió dinero "a través del negocio hotelero bajo cierta apariencia de legitimidad" y esto les permitía declararlo "ocultando su verdadero origen".