¿Puede Lula presentarse todavía a las próximas elecciones presidenciales brasileñas?

 Luiz Inácio Lula Da Silva
REUTERS / UESLEI MARCELINO
Publicado 31/01/2018 12:44:34CET

   BRASILIA, 31 Ene. (Notimérica) -

   En las últimas horas ha vuelto a constatarse que el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, condenado en segunda instancia por corrupción pasiva y blanqueo de dinero, mantiene ventaja en intención de voto de cara a los comicios presidenciales de este año en el gigante sudamericano.

   Según un sondeo publicado este miércoles por el diario 'Folha de S.Paulo' y realizado por Datafolha, Lula tiene el 37 por ciento de la intención de voto, frente al 16 por ciento de Bolsonaro y el 7 por ciento del gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, y del exministro Ciro Gomes.

   Sin embargo, ¿puede Lula presentarse todavía a las próximas elecciones presidenciales? ¿Irá a la cárcel antes de que se celebren las elecciones? ¿Podrá inscribirse como candidato a la Presidencia?

   La pasada semana, antes de que el Tribunal Superior de Justicia de Brasil (TSJ) negara el recurso de habéas corpus --un procedimiento jurídico que solicita que el ente jurídico determine si la detención se ha realizado en las condiciones legalmente establecidas-- presentado por Lula y sus abogados, el escenario era algo más esperanzador.

   Los tiempos podían correr a favor del expresidente, quien deberá inscribirse como candidato entre el día 20 de julio y el 15 de agosto para que, a partir de ese momento, sea el Tribunal Supremo Electoral (TSE) el que decida su futuro en los comicios. Aunque, el primer cartucho de Lula ya se ha quemado, y muy rápido.

   El magistrado del TSJ Humberto Martins, rechazaba la petición de la defensa de Lula argumentando que "la posibilidad inmediata de prisión no parece inminente", según un comunicado, así como que aún existía margen para el recurso en el Tribunal Regional Federal de la 4ª Región (TRF-4) que condenó en segunda instancia al exmandatario.

   Y es que, de nuevo, si los tiempos le acompañan, Lula podrá avanzar en su candidatura presidencial, hacer campaña e, incluso, ser electo como presidente si se da el caso. Para evitar la cárcel, Lula Da Silva y sus abogados tendrán agotar todas las posibilidades de recurso.

   El antiguo dirigente sindical puede recurrir ante el propio TRF-4 para que aclare ciertos puntos de la sentencia y, además, apelar al Supremo Tribunal de Justicia, dando así algo de tiempo a su precandidatura. De ser negados, Lula podrá recurrir al Tribunal Supremo Federal como instancia extraordinarias, tras lo cual el dictamen se consideraría firme.

   Una sentencia firme antes del 20 de julio impediría que Lula pudiera inscribirse como candidato a las elecciones presidenciales del 7 de octubre, así como podría implicar su próxima entrada en prisión.