Rafael Correa defiende a Lula y a Glas frente a sus condenas judiciales

Rafael Correa
REUTERS / STRINGER . - Archivo
Actualizado 13/04/2018 8:35:22 CET

   QUITO, 12 Abr. (Notimérica) -

   El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha defendido este jueves al expresidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, encarcelado el pasado domingo por corrupción, y al exmandatario ecuatoriano, Jorge Glas, también condenado el pasado mes de diciembre en el marco del 'caso Odebrecht'.

   "Ya no son necesarios los golpes militares para acabar con la izquierda, ya no los necesitan", sostiene el exmandatrio en una entrevista con el diario español 'El País', mientras asegura mantiene que las condenas a Glas y a Lula han dependido de las acusaciones de empresarios corruptos.

   Correa ha asegurado que "las pruebas contra Lula están muy por debajo de lo que sería admitido, por ejemplo, en Estados Unidos". El brasileño carga con una sentencia en segunda instancia de 12 años de prisión por presuntamente haber aceptado como regalo un piso de tres plantas por parte de la constructora OAS a cambio de beneficiar las relaciones de esta empresa con la estatal Petrobras. "No se ha probado que el departamento sea de él", sostiene Correa.

   En cuanto al cambio político que vivió Brasil el mes de septiembre de 2016 a partir de la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff, mantiene que se trató de "una ruptura constitucional". En una conferencia en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid también ha calificado este episodio de "golpe parlamentario".

   En cuanto a la condena al expresidente ecuatoriano Jorge Glas, condenado a seis años de prisión por su participación en la trama de corrupción a través de la cual el gobierno concedía contratos a la constructora brasileña Odebrecht a cambio de sobornos. Correa considera que "Jorge Glas es un preso político", que "no hay una sola prueba contra él" y que "no le han encontrado 10 centavos malhabidos".