Rafael Ramírez podría ser candidato presidencial en Venezuela

Nicolás Maduro y Rafael Ramírez
REUTERS / CARLOS GARCIA RAWLINS
Actualizado 18/12/2017 11:36:04 CET

CARACAS, 17 Dic. (Reuters/Notimérica)-

El exembajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y expresidente de la estatal Petroleos de Venezuela S.A (PDVSA), Rafael Ramírez, ha sugerido este sábado que podría postularse como un "candidato alterno" del oficialismo en las elecciones presidenciales de 2018, en un nuevo episodio que incrementaría las fricciones con el Gobierno de Nicolás Maduro.

Ramírez, quien es investigado por la Fiscalía venezolana por su presunta participación en operaciones de intermediación de compraventa de petróleo, acusó al gobierno de "incapacidad" en el manejo de la crisis económica.

"Yo puedo ser un candidato alterno. Tengo todos los méritos para serlo, tengo toda la capacidad para sacar al país de esta situación", ha afirmado Ramírez, quien fuera uno de los hombres fuertes del sector petrolero en Venezuela, en entrevista publicada por el portal Panorama, un influyente medio del estado Zulia, en el oeste del país.

Sin embargo, Ramírez, quien condujo a PDVSA por más de una década durante el mandato del fallecido Hugo Chávez, no ha ofrecido más detalles de cómo concretaría su aspiración política.

"Aquí en ningún momento se ha discutido que Maduro es el único candidato del chavismo, a ellos les aterra cualquier candidato alterno dentro del chavismo", ha agregado el exministro de Petróleo tras admitir que hay muchos problemas en las filas del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

El ingeniero de 54 años ha afirmado que es "inocultable" la crisis que vive el país, en recesión, con una voraz inflación y escasez de bienes esenciales.

"Aquí lo que hay es una incapacidad para gobernar, el presidente Maduro no ha podido con la situación del país, ha improvisado", ha agregado el exdiplomático.

Sobre las investigaciones en su contra dijo que el fiscal "miente descaradamente" y ha asegurado que no encontrarán pruebas que lo involucren. Diego Salazar, un familiar de Ramírez, fue detenido la semana pasada acusado de corrupción y lavado de dinero.

Maduro, que buscaría la reelección en los comicios del próximo año, pidió a inicios de mes la renuncia de Ramírez, quien ejercía el cargo de embajador ante Naciones Unidas, ante acusaciones de la Fiscalía contra exfuncionarios de la gigante petrolera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies