El Salvador rechaza los ataques de Trump contra "la dignidad del país"

Salvador Sánchez Cerén
PRESIDENCIA
Actualizado 24/02/2018 9:36:51 CET

SAN SALVADOR, 24 Feb. (Reuters/Notimérica) -

El Salvador rechazó el viernes las acusaciones del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre que las autoridades no están haciendo esfuerzos para frenar la migración de pandilleros y las operaciones delictivas de la Mara Salvatrucha en la empobrecida nación centroamericana.

El Gobierno del exguerrillero Salvador Sánchez Cerén envió una comunicación oficial a Washington después de que Trump publicó en su cuenta de Twitter que El Salvador sólo toma el dinero de Estados Unidos pero no frena la inmigración de "asesinos" a su país, por lo que necesita construir un muro en la frontera sur con México.

La Cancillería salvadoreña rechazó las afirmaciones de Trump que "nuevamente, van en contra de la dignidad del país", en un comunicado donde detalló los esfuerzos regionales y la cooperación con Estados Unidos para combatir las pandillas.

El mes pasado, Trump se refirió a El Salvador, Haití y naciones africanas como "países de mierda", según publicaron varios medios estadounidenses, aunque el mandatario lo negó.

El nuevo roce se produce en momentos en que un proyecto bipartidista en el Senado de Estados Unidos busca salvar el programa Estatus de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés), que ampara a unos 200.000 migrantes salvadoreños de la expulsión de territorio estadounidense.

El Gobierno salvadoreño destacó en su comunicado las capturas de jefes pandilleros y los golpes contra sus finanzas, así como los esfuerzos conjuntos con los otros países del Triángulo Norte, Honduras y Guatemala, una de las regiones más violentas del mundo por las pandillas y el narcotráfico.

En 2017, el país cerró con una tasa de 60 homicidios por cada 100.000 habitantes, una de las más altas del mundo según Naciones Unidas, aunque lejos del récord de 103 por cada 100.000 de 2015, por los operativos contra las finanzas pandilleras y las medidas extraordinarias de seguridad, según las autoridades.

Las deportaciones de presuntos pandilleros desde Estados Unidos se incrementaron un 136 por ciento en 2017 a unos 1.600 sospechosos, dijeron autoridades migratorias salvadoreñas en enero, destacando que el 90 por ciento de los sospechosos fueron arrestados a su llegada al país.