Santos confirma que "hay pruebas contundentes" de narcotráfico contra el exguerillero Jesús Santrich

Juan Manuel Santos
REUTERS / JAIME SALDARRIAGA - Archivo
Publicado 10/04/2018 17:29:23CET

   BOGOTÁ, 10 Abr. (Notimérica) -

   El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha confirmado que existen "pruebas contundentes" de narcotráfico contra el exguerrillero 'Jesús Santrich', dirigente del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), y otras tres personas pedidas en extradición por Estados Unidos.

   "El fiscal general de la nación (Néstor Humberto Martínez) me ha informado, después de rigurosas investigaciones, que hay pruebas contundentes y concluyentes de la responsabilidad del señor Seusis Pausivas Hernández Solarte, conocido como Jesús Santrich, en delitos de narcotráfico después de la firma del acuerdo de paz" con la guerrilla de las FARC en noviembre de 2016, ha indicado Santos según ha informado la agencia 'Sputnik'.

   Santrich y los otros tres sospechosos fueron detenidos este lunes después de que la Interpol emitiera una orden de captura internacional, con miras a la extradición que solicitará el Departamento de Justicia de EEUU.

   A este exguerrillero, "como a todo ciudadano se le deben respetar sus derechos y el debido proceso. No extraditaré a nadie por delitos cometidos antes de la firma del acuerdo de paz", ha señalado el mandatario colombiano.

   Los acuerdos establecieron la Jurisdicción Especial de Paz, un tribunal de justicia transicional para los crímenes más graves cometidos por los actores armados con penas reducidas, mientras que las conductas delictivas conexas con la rebelión y otros delitos políticos en que hubieran incurrido los guerrilleros fueron comprendidos en una amnistía.

   Sin embargo, Santos ha destacado que "si las pruebas son irrefutables por delitos cometidos después de la firma del acuerdo de paz no me temblará la mano para autorizar la extradición previo concepto de la Corte Suprema".

   Los hechos que se imputan a Santrich, cuya vivienda en Bogotá fue allanada este lunes, sucedieron entre junio de 2017 y abril de 2018, por un supuesto acuerdo para exportar diez toneladas de cocaína hacia EEUU a un precio convenido de 15 millones de dólares y que luego se venderían hasta un monto de 300 millones de dólares en el mercado estadounidense, según ha informado la fiscalía.

   Por su parte, la FARC ha rechazado la detención de Santrich, uno de los negociadores del acuerdo de paz, y ha indicado que se trata de "otro montaje de la torcida justicia estadounidense, como sucedió con los procesos llevados (a cabo) contra Simón Trinidad".