Santos promulga la Ley de Sometimiento Colectivo con la que pretende acabar con las bandas criminales en Colombia

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos
PRESIDENCIA DE COLOMBIA
Publicado 09/07/2018 21:20:33CET

   BOGOTÁ, 9 Jul. (Notimérica) -

   El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sancionó este lunes la Ley de Sometimiento Colectivo que permitirá a grupos criminales organizados someterse a la justicia y que contempla rebajas de hasta un 50% a estos miembros que colaboren con esta entregando a los menores reclutados en sus filas y renuncien a los bienes obtenidos ilícitamente.

   "Esta ley permite la aplicación del derecho penal de forma colectiva. No implica darles reconocimiento político o la aplicación de mecanismos de Justicia Transicional, de ninguna forma", ha señalado Santos.

   El mandatario, que en 30 días abandonará la Casa de Nariño, ha declarado que la norma promulgada, además de significar "un paso muy importante para la tranquilidad y la seguridad del país, va a tener una consecuencia relevante en los próximos días", refiriéndose a que, luego de una intensa campaña contra el Clan del Golfo, una de las estructuras criminales y narcotraficantes más grandes de Colombia, se han dado acercamientos para su sometimiento, según ha informado 'El Espectador'.

   "Lo que nos han dicho es que apenas esta ley se sancione, se iniciará el proceso", ha afirmado el presidente colombiano, quien en septiembre de 2017 recibió una carta de parte de el máximo líder de la banda, Dairo Antonio Úsuga, alias 'Otoniel', expresando su deseo de someterse a la justicia tras la presión ejercida por parte de la Fuerza Pública en sus operativos. "Vamos a iniciar este proceso en forma coordinada: gobierno y fiscalía, para recibir a los miembros de esta organización, someterlos a la justicia", ha indicado Santos.

   Además, el jefe de Estado ha querido precisar que el principal objetivo de la ley "es garantizar la terminación del actuar delictivo de las organizaciones criminales a través de dos estrategias: fortalecer las normas y mecanismos para enfrentar más efectiva y más contundentemente la delincuencia organizada y, en segundo lugar, fijar un procedimiento especial para que grupos armados organizados, como grupo, se sometan a la justicia".

   Además, el presidente saliente explicó que el proyecto se construyó durante más de un año como parte del cumplimiento a uno de los puntos que se discutieron en La Habana en el marco del proceso de paz.

   Las bandas criminales son consideradas la mayor amenaza para la seguridad de Colombia, después del acuerdo de paz que firmó el Gobierno con la exguerrillla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 2016 y de la negociación que avanza con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) para acabar un conflicto de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos.