'Santrich' reconoce haberse reunido con el Cártel de Sinaloa

Jesús Santrich, antiguo jefe de la extinta guerrilla de las FARC
REUTERS / JAIME SALDARRIAGA
Actualizado 19/04/2018 11:17:35 CET

   BOGOTÁ, 18 Abr. (Notimérica) 

   El dirigente del partido colombiano Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), Jesús Santrich, ha señalado que se reunió con el narcotraficante mexicano y líder del Cártel de Sinaloa, Rafael Caro Quintero. Lo hizo desconociendo sus antecedentes judiciales y pensando que era un empresario.

   "Es muy difícil que yo tenga en mi mente quién puede ser narco o no. A mi casa llegó mucha gente con la idea de contribuir a impulsar el proceso de paz y toda la gente que llegó fue registrada por la Policía Nacional y la Unidad Nacional de Protección (UNP)", ha contado en una entrevista a 'W Radio'.

   Su respuesta se ha producido al ser preguntado por un cuadro que él mismo habría hecho y regaló a Caro Quintero en noviembre de 2017, casi un año después de la entrada en vigor del acuerdo de paz.

   "Cuadros he regalado por decenas y libros también, así que es posible que lo haya entregado a Rafael Caro, a quien, repito, no conozco directamente, sino la referencia de ser un inversor en proyectos. Es posible, como le regalé un cuadro al general Naranjo, al ministro Pardo, a mucha gente", ha asegurado.

   "Si yo tengo conciencia de que estoy tratando con alguien con ese tipo de imputaciones ¿iba a ser algo público, tomar fotografías con alguien, hacer una reunión en un sitio resguardado por la Policía? Eso no tiene lógica", ha sostenido

   En cuanto a su relación con Marlón Marín, sobrino del también exguerrillero Iván Márquez y capturado junto con Santrich por presunto narcotráfico, ha contado que "venía presentando unas ideas de proyectos productivos, específicamente sobre granjas econativas en las zonas donde se implementarían los acuerdos de reforma rural". "Yo confiaba en sus proyectos agroproductivos. No puedo responder por sus actos", ha señalado.

   Ha negado que tuviera cualquier vínculo con el narcotráfico afirmando que "de mi boca jamás escucharán la palabra cocaína, dinero de pagos, paquetes de cinco kilos o que yo haya escuchado eso en una conversación".