Estas son las medidas a las que se compromete Argentina a cambio del préstamo del FMI

Bandera argentina
Getty - Archivo
Publicado 15/06/2018 23:27:13CET

   BUENOS AIRES, 15 Jun. (Notimérica) -

   El pasado 8 de junio el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha aprobado este jueves un préstamo de 50.000 millones de dólares (42.400 millones de euros) a Argentina después de que el presidente del país, Mauricio Macri, solicitara apoyo financiero a la organización para evitar una crisis económica.

   Por su parte, el Gobierno argentino ha publicado este jueves el Memorándum de Políticas Económicas y Financieras y Memorándum de Entendimiento Técnico, que incluye el programa económico al que se compromete con el FMI a cambio del préstamo.

   Los objetivos que pone sobre la mesa son los siguientes:

   1. Un crecimiento del 0,4 por ciento del PIB y una inflación del 27 por ciento. En cuanto a este último, el informe establece un límite máximo del 17 por ciento para el 2019, del 13 para el 2020 y de un nueve por ciento para el 2021.

   2. Un tipo de cambio flexible y determinado por el mercado. El documento explica que las ventas de reservas internacionales se limitarán a periodos en que haya "una clara disfunción del mercado". Además, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) publicará una regulación que introduzca un mecanismo de subasta de divisas.

   3. Mayor autonomía para el Banco Central, añadida a la intención del ministerio de Hacienda para recomprar una porción de las Letras Intransferibles que posee este organismo. Además, se interrumpirá la financiación del Tesoro por parte de este organismo.

   4. Una reducción del déficit primario a un 2,7 por ciento del PIB este año, a un 1,4 por ciento en 2019 y a cero en 2020. En el texto, desde el Gobierno aseguran que si los resultados fueran peores de los esperados, están "preparados para identificar medidas adicionales que nos permitan alcanzar nuestros objetivos". También habla del "esfuerzo" de las provincias, de las que se espera que alcancen un superávit del 1,4 por ciento del PIB.

   5. En cuanto a las tarifas e impuestos, la reducción de los subsidios a la energía y el transporte mediante un aumento de la proporción del coste de producción de estos servicios pagado por los consumidores. Estos, que en 2017 pagaron el 80 por ciento en promedio de la producción de gas, pasarán a pagar un 90 por ciento. De igual modo, mientras el año pasado pagaban un 60 por ciento de la producción de la electricidad, pasarán a pagar un 90 por ciento en 2020.

   6. Reducción de obra pública, de forma que continuará con los proyectos que sean esenciales para dinamizar la competitividad, pero pospondrá "aquellos que no lo sean". Además, las asociaciones de participación público-privada (PPP) se medirán como parte del déficit nacional porque "serán tratadas como adquisiciones públicas tradicionales".

   7. Mejoras en el sistema de pensiones que lo hagan "financieramente sostenible y más justo".

   8. Racionalización del empleo público para que el gasto en personal baje, de un 3,2 por ciento del PIB en 2017, a un 2,7 por ciento. Para ello, se congelarán las vacantes durante dos años y se eliminarán las "posiciones redundantes".

   9. Mantenimiento del gasto en asistencia social, con un límite de gasto del 1,3 por ciento del PIB. Además, en caso de un deterioro de la situación, se añade el compromiso a "destinar recursos adicionales". Esto se materializa en una "salvaguarda" para permitir gastos adicionales de 13.500 millones de dólares por año (un 0,2 por ciento del PIB).

   10. El Gobierno argentino planea abordar las "inequidades de género arraigadas en el sistema económico argentino".