Temer apuesta por dar una respuesta diplomática a la crisis en Venezuela

Michel Temer
PRESIDENCIA DE BRASIL
Publicado 09/02/2018 17:36:42CET

   BRASILIA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El presidente brasileño, Michel Temer, ha abogado este viernes por dar una respuetsa diplomática a la crisis política y económica que sufre Venezuela y que ha empujado a miles de venezolanos a los países vecinos, incluido Brasil.

   En una entrevista concedida a Radio Guaiba, Temer ha criticado nuevamente la deriva del Gobierno de Nicolás Maduro y ha considerado que la mejor opción es dar una respuesta responsable y para ello ha señalado a la vía diplomática.

   Interrogado sobre la situación de los venezolanos que han cruzado la frontera hacia Brasil para escapar de la crisis económica en su país, ha ratificado que su Gobierno les dará asistencia humanitaria, según recoge Agencia Brasil.

   "No estamos de acuerdo con la forma en la que se están desarrollando las cosas en Venezuela, lo que ha traído a miles de refugiados a Roraima", se ha quejado Temer.

   Los ministros de Defensa y Justicia, Raul Jungmann y Torquato Jardim, respectivamente, visitaron el jueves la ciudad Boa Vista, en el estado de Roraima, en la frontera común. Allí viven 40.000 venezolanos que, según el Gobierno municipal, ha desbordado la localidad brasileña.

   Jungmann anunció un despliegue adicional de militares para garantizar la seguridad en la frontera, mientras que Jardim ha avanzado un programa de reubicación de inmigrantes venezolanos. Según el titular de Justicia, se repartirán por el territorio brasileño en función de su formación porque en muchos casos son "mano de obra cualificada".

   El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, también anunció el jueves el despliegue de 3.000 militares y policías en la linde con Venezuela para controlar lo que ya se ha convertido en un problema "serio".

   Miles de venezolanos han salido de su país por una crisis económica que ha dejado sin bienes de primera necesidad a las familias. La oposición asegura que se trata de una crisis humanitaria y ha pedido al Gobierno que permita la entrada de la ayuda internacional, pero Maduro niega que la situación alcance tal extremo.