Trump resta importancia al último varapalo judicial: "La solución es que la gente no entre de forma ilegal"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump
REUTERS / LEAH MILLIS
Publicado 10/07/2018 15:23:10CET

   WASHINGTON, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha restado importancia al último varapalo judicial que ha recibido su política migratoria de detener a las familias de migrantes que cruzan la frontera de México hacia la potencia norteamericana, insistiendo en que "la solución es que la gente no entre de forma ilegal".

   "Bien, tengo una solución. Decirle a la gente que no venga a nuestro país de forma ilegal (...), que vengan como lo hacen otros, legalmente", ha dicho en declaraciones a los medios de comunicación desde la Casa Blanca. "Tenemos leyes, tenemos fronteras", ha enfatizado.

   Trump ha aprovechado para ensalzar la labor del Servicio de Migración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) en la lucha contra el crimen organizado, apuntando en concreto a la Mara Salvatrucha (MS-13). "Los demócratas quieren las fronteras abiertas, el crimen les da igual", ha afirmado.

   La jueza del tribunal de distrito de Los Angeles Dolly Gee desestimó el lunes por "dudosos" y "poco convincentes" los argumentos del Departamento de Justicia estadounidense para modificar una conciliación judicial de 1997, conocida como acuerdo Flores, que dice que los niños que llegaron de forma ilegal solo pueden permanecer detenidos hasta 20 días.

   El Gobierno hizo la solicitud en junio, después de las protestas generalizadas contra su política de separar a los niños de los padres que han entrado ilegalmente en Estados Unidos. Un juez en un caso diferente en San Diego ordenó al Gobierno el mes pasado que reuniera a las familias que había separado.

   El Gobierno esgrimió en su presentación que el fallo de San Diego exigiría la detención de niños por más largo plazo, ya que esa sería la única forma de reunirlos con sus familias y mantener a los padres encarcelados durante sus procedimientos de inmigración, pero Glee ha rechazado este argumento

   Las administraciones anteriores solían liberar a las familias detenidas en la frontera para que siguieran con sus solicitudes de inmigración mientras vivían libremente en Estados Unidos. Trump ha prometido poner fin a esta práctica.