La Asamblea Constituyente elimina por decreto la Alcaldía Metropolitana de Caracas, bastión opositor

El alcalde de Caracas
REUTERS
Publicado 20/12/2017 23:59:28CET

CARACAS, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea Constituyente de Venezuela ha aprobado este miércoles un decreto por el cual elimina la Alcaldía Metropolitana de Caracas, un tradicional feudo de la oposición al 'chavismo', así como la del municipio de Alto Apure, por "ineficacia".

"Se suprime y ordena la liquidación de la Alcaldía Metropolitana, el Cabildo Metropolitano y la Contraloría Metropolitana, todas estas del área metropolitana de Caracas", reza el decreto aprobado por la polémica institución venezolana.

La Alcaldía Metropolitana controla los cinco municipios que forman la capital venezolana, a excepción del Distrito Capital, integrado solamente por el municipio de Libertador. Esta bicefalia fue propiciada por el fallecido presidente Hugo Chávez en el año 2000 para garantizar al oficialismo un control parcial de Caracas a través del Distrito Federal.

La presidenta de la Asamblea Constituyente, Delcy Rodríguez, ha esgrimido que con el paso de los años la Alcaldía Metropolitana "perdió vigencia, solapó funciones y se apartó del camino y de la orientación político-territorial y administrativa que se le había indicado en la ley".

Por su parte, el primer vicepresidente de la Asamblea Constituyente, Aristóbulo Istúriz, ha aclarado que "no hay necesidad de crear una nueva institución" que sustituya a las dos alcaldías eliminadas --Caracas y Alto Apure--, indicando que en su lugar se fortalecerán los consejos comunales, bajo la órbita 'chavista'.

Las plazas de alcalde metropolitano de Caracas y de Alto Apure no salieron a concurso en las elecciones locales celebradas el pasado 10 de diciembre, lo que auguraba cambios en ambas instituciones. El gobernante PSUV se hizo con la mayoría de las alcaldías en juego.

El ex alcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma, que se fugó el pasado 17 de noviembre tras cumplir mil días de arresto domiciliario por supuestamente orquestar un plan para matar al presidente, Nicolás Maduro, ha acusado a "la dictadura" de "rematar" las instituciones en pleno diálogo con la oposición para solucionar la crisis política.