Gobierno y oposición dan una nueva oportunidad al diálogo para superar la crisis política en Venezuela

Contador
Nicolás Maduro
REUTERS / HANDOUT .
Actualizado 10/11/2017 8:50:07 CET

CARACAS, 9 Nov. (EUROPA PRESS/Notimérica)-

El Gobierno de Nicolás Maduro y la Mesa de Unidad Democrática (MUD) se han citado para el próximo 15 de diciembre en República Dominicana con el objetivo de dar una nueva oportunidad al diálogo con el que pretenden encontrar una solución pactada a la crisis política que sufre Venezuela.

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, ha anunciado en una rueda de prensa que la coalición opositora ha acordado reanudar el diálogo con el Gobierno con el fin de "lograr las condiciones óptimas para ir a unas elecciones presidenciales limpias y transparentes" que permitan "el cambio político que anhelan los venezolanos".

Borges ha explicado que, conforme a lo decidido por la MUD, República Dominicana seguirá siendo la sede de las negociaciones pero esta vez estarán auspiciadas por un grupo de seis países, tres designados por cada parte, que en el caso de la MUD serán Chile, México y Paraguay.

"El diálogo continúa el 15 de noviembre en República Dominicana. Allí estaremos", ha contestado el responsable de la delegación gubernamental, Jorge Rodríguez, en su cuenta oficial de Twitter.

Además, ha revelado que "está en preparación un documento conjunto para alcanzar acuerdos en el marco de la convivencia y la paz que tanto amamos y merecemos los venezolanos".

Este anuncio supone reactivar el diálogo después de que la MUD decidiera suspenderlo en septiembre por la negativa del Gobierno a cumplir los requisitos previos, que incluían la liberación de los "presos políticos".

La MUD y el Gobierno ya se han sentado a la mesa de negociaciones varias veces en los últimos años pero nunca han logrado llegar a un entendimiento útil.

La última vez que lo intentaron, antes de los "contactos exploratorios" de septiembre, fue hace justo un año y el diálogo descarriló en enero entre acusaciones mutuas de incumplimiento de los primeros acuerdos.

NUEVA BRECHA EN LA MUD

Por su parte, Luis Florido, el jefe negociador de la MUD, ha subrayado que "la decisión de fijar las condiciones e iniciar una negociación internacional ha sido aceptada por todos los partidos políticos" que forman parte de la coalición opositora.

Sin embargo, Vente Venezuela se ha desmarcado porque se trata de "un diálogo fraudulento diseñado para favorecer al régimen y engañar al país", de acuerdo con el comunicado emitido poco después por la líder de la formación opositora, María Corina Machado.

Florido ha contestado en Twitter que Vente Venezuela "recibió con beneplácito la decisión unitaria" cuando se tomó, el pasado martes, y ha instado a "presentar al país soluciones reales". "No se trata de quién hable más duro", ha reprochado.

El jefe negociador ha aprovechado además para advertir a Machado en contra de "sacar provecho" de esta nueva tentativa de diálogo. "Si algo le ha hecho daño a la MUD, son las agendas presidenciales personales", ha enfatizado Florido.

Vente Venezuela y otros miembros de la MUD se han caracterizado por rechazar cualquier acercamiento al Gobierno por considerar que es una maniobra de Maduro para dilatar cualquier posible solución que implique precipitar unas elecciones que podrían acabar con su salida del Palacio de Miraflores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies