La oposición acusa a los grupos armados de la violencia en las protestas contra el Gobierno de Maduro

 

La oposición acusa a los grupos armados de la violencia en las protestas contra el Gobierno de Maduro

Contador
Enfrentamientos entre policías y manifestantes en Caracas
CHRISTIAN VERON/REUTERS
Actualizado 21/04/2017 20:42:56 CET

CARACAS, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, ha acusado este viernes a grupos de civiles que habría armado el Gobierno de Nicolás Maduro de la violencia que ha marcado las manifestaciones opositoras en Caracas y en otras importantes ciudades de Venezuela.

"Queremos salir al paso de un Gobierno que, después de que saca a su gente a la calle y los arma, ahora pretende decir que ellos no son los autores de la violencia", ha dicho Borges en una rueda de prensa.

Borges ha insistido en que las protestas convocadas por la Mesa de Unidad Democrática (MUD) --coalición opositora-- son pacíficas. "La violencia se llama Nicolás Maduro", ha aseverado, según informa el diario local 'El Nacional'.

El jefe del Parlamento ha reiterado que la MUD solo busca un adelanto electoral que permita sacar a Maduro del poder antes de 2019, cuando expira oficialmente su mandato, porque "es un Gobierno que violenta al país". "Dejemos que el pueblo venezolano decida su futuro", ha pedido.

"GOLPE" DE LA "DERECHA"

Por su parte, el vicepresidente, Tarek El Aissami, ha achacado los disturbios a los discursos de los líderes opositores "que orientan a la violencia y a la confrontación, para luego salir a decir que ellos no se hacen responsables".

"La derecha opositora venezolana está al margen de la Constitución, de nuevo ha lanzado su odio y está en pleno desarrollo de un golpe de Estado", ha denunciado, al tiempo que ha calificado de "terroristas" estos hechos.

El Aissami se ha mostrado seguro de que el Gobierno "derrotará" el "golpe de Estado" que habría lanzado la MUD. "Lo vamos a derrotar como lo derrotamos hace 15 años. No han podido con el presidente ni podrán", ha afirmado, de acuerdo con el canal Noticias 24.

CRISIS EN VENEZUELA

La tensión política en Venezuela alcanzó un nuevo pico el pasado marzo, cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) despojó de sus poderes a la Asamblea Nacional --controlada por la oposición desde 2016-- y dejó sin inmunidad parlamentaria a los diputados.

El Gobierno de Maduro ordenó dar marcha atrás en sendas decisiones, algo que el TSJ cumplió, pero la oposición y la Organización de Estados Americanos (OEA) consideran que se ha producido una "ruptura del orden constitucional" que requiere elecciones anticipadas.

Desde entonces la MUD no ha dejado de convocar manifestaciones multitudinarias que han acabado en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Hasta ahora, diez personas han muerto y más de mil han sido detenidas.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies