El Parlamento venezolano declara la crisis humanitaria en el país

Mujer protesta por la crisis de abastecimiento en Venezuela
CARLOS GARCIA RAWLINS / REUTE
Actualizado 14/03/2017 22:57:36 CET

CARACAS, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea Nacional de Venezuela, controlada por la oposición, ha votado este martes a favor de declarar la crisis humanitaria en la nación caribeña y crear una comisión parlamentaria encargada de hallar una solución a la misma.

El presidente de la sede legislativa, Julio Borges, ha esgrimido que la Asamblea Nacional ha tenido que actuar ante la pasividad del Gobierno, "que se dedica a esconder la crisis humanitaria", según informa el diario venezolano 'El Universal'.

La oposición ha cargado contra los Comités Locales de Alimentación y Producción (CLAP), creados por el Gobierno para garantizar el abastecimiento de productos básicos y a cuya gestión deriva los casos de "acaparamiento" y "especulación" en el sector privado.

"El tema de los CLAP lo colocan como si fuera una epopeya revolucionaria y en el peor de los escenarios debieron servir para paliar una crisis específica, como un deslave o un terremoto", ha reprochado el diputado Carlos Valero.

En la misma línea, su compañero Carlos Paparoni ha afirmado que "el problema radica no en la distribución, sino en la producción de materia prima". Según sus datos, de las 23 millones de hectáreas de cultivo en Venezuela, solo se utilizan seis millones, "de las cuales solo 1,3 millones son usadas para siembra de alimentos de consumo humano".

En este contexto, el vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, ha instado a ir más allá de las "simples palabras" y elaborar un plan de emergencia humanitaria que incluya la entrada de ayuda internacional.

Además, en el plano político, el coordinador nacional de Voluntad Popular ha insistido en que "no habrá solución a la crisis mientras Nicolás Maduro y sus compinches sigan en el poder robando al pueblo venezolano".

DIÁLOGO FALLIDO

La crisis humanitaria era uno de los temas a tratar en el diálogo que el Gobierno y la oposición iniciaron el pasado 30 de octubre en Isla Margarita para pactar una solución a la situación política, económica y social en Venezuela.

El acuerdo inicial al que llegaron las partes contempla un plan del Gobierno para paliar la crisis humanitaria que incluya ayuda internacional, señalando como principal intermediario a la Iglesia Católica venezolana.

Sin embargo, la oposición denuncia que el Gobierno ha incumplido este punto y el resto del acuerdo, por lo que el diálogo permanece suspendido a la espera de que los mediadores, el Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), logren resucitarlo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies