El vicepresidente de Venezuela define como una "agresión imperialista" las sanciones de EEUU

 
Contador

El vicepresidente de Venezuela define como una "agresión imperialista" las sanciones de EEUU

Tareck El Aissami, vicepresidente de Venezuela
MARCO BELLO / REUTERS
Actualizado 14/02/2017 14:34:25 CET

El empresario sancionado junto a El Aissami niega tráfico de drogas y considera injustificada la medida

CARACAS, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, ha definido como una "infame agresión imperialista" la decisión del Departamento del Tesoro de Estados Unidos de imponerle una serie de sanciones tras incluirle en la lista de narcotraficantes de designación especial.

En un comunicado, el Tesoro estadounidense había anunciado el lunes que la razón de la imposición de sanciones responde al "significativo papel" que ha juzgado El Aissami en el tráfico de estupefacientes a nivel internacional.

En varios mensajes publicados en su cuenta en Twitter, El Aissami ha calificado este martes de "infamia" y "agresión imperialista" la decisión de Washington y ha asegurado tener la "moral intacta" y mantener su "convicción antiimperialista" y su "conciencia chavista".

"La verdad es invencible y veremos cómo se desvanecerá esta infame agresión. Ahora con más fuerza haremos irreversible nuestra revolución", ha asegurado el vicepresidente venezolano, llamando a no dejarse distraer por "estas miserables provocaciones" y a seguir acompañando al presidente, Nicolás Maduro, "en la recuperación económica".

"En lo personal recibo esta miserable e infame agresión como un reconocimiento a mi condición de revolucionario antiimperialista!!Venceremos", ha remachado el vicepresidente, defendiendo que Estados Unidos "no podrá con nuestra resolución inquebrantable de ser libres para siempre".

LA ACUSACIÓN DE WASHINGTON

Washington ha acusado a El Aissami de facilitar el embarque de narcóticos desde Venezuela, de controlar la salida de aviones desde una base aérea y de controlar las rutas del narcotráfico desde los puertos del país.

"En sus cargos anteriores, supervisó o poseyó parcialmente cargamentos de narcóticos de más de mil kilogramos de peso desde Venezuela en varias ocasiones, algunos con destino a México y Estados Unidos", ha explicado el Departamento del Tesoro en su comunicado.

Asimismo, habría "facilitado, coordinado y protegido" a otros narcotraficantes operativos en el país. En concreto, el Departamento del Tesoro menciona los pagos recibidos por El Aissami del capo de la droga venezolano Walid Makled García.

Ya en 2015, cuando se conoció la investigación de Estados Unidos abierta contra una decena de funcionarios venezolanos, entre ellos el entonces presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, por su presunta participación en una red criminal dedicada al tráfico de cocaína, Washington aseguraba que Walid Makled había pagado a El Aissami cuando era ministro de Interior para que permitiera el tránsito de la droga colombiana por Venezuela.

En el documento, Washington también vincula al vicepresidente venezolano con el cártel mexicano de 'Los Zetas', así como con el narcotraficante colombiano Daniel Barrera Barrera y el venezolano Hermágoras González Polanco.

En 2002, González Polanco fue acusado por el distrito de Nueva Jersey por blanqueo de dinero, en 2004 fue acusado por el Distrito de Nueva York por tráfico de drogas y Colombia le implicó en un asesinato en 2002. Fue capturado en 2008 y condenado, años después, a más de 15 años de prisión.

EMPRESARIO SANCIONADO

Washington también ha señalado al empresario Samark José López Bello como cómplice, por suministrar material de asistencia, apoyo financiero o bienes o servicios a actividades de tráfico internacional de narcóticos.

La Oficina de Control de Activos en el Extranjero (OFAC, por sus siglas en inglés) ha designado o bloqueado hasta 13 compañías controladas por López Bello o por "otras partes designadas" vinculadas al tráfico internacional y con sede en Islas Vírgenes Británicas, Panamá, Reino Unido, Estados Unidos y Venezuela.

Estas designaciones prohíben a cualquier estadounidense mantener transacciones u otro tipo de acuerdos con los individuos o entidades sancionados, y hacen que todos sus activos bajo jurisdicción estadounidense queden congelados.

El director en funciones de la OFAC, John E. Smith, ha explicado que la imposición de sanciones responde a "una investigación llevada a cabo durante varios años en virtud de la Ley de Designación de Narcotraficantes Extranjeros contra importantes traficantes en Venezuela.

En un comunicado, el empresario ha reconocido que conoce a El Aissami "desde hace años" y ha sostenido que "no está implicado en tráfico de drogas" ni ocupa ningún cargo gubernamental. En este sentido, ha defendido que su inclusión en la lista de sanciones es "injustificada" puesto que se trata de un "empresario legítimo que ha desempeñado un papel clave ayudando a apoyar el futuro de Venezuela".

Asimismo, López ha incidido en que no se ha ofrecido "ninguna prueba fáctica o justificación legal" para su inclusión en la lista, más allá de que conoce al vicepresidente venezolano, por lo que considera que su inclusión está "políticamente motivada". Por ello, ha prometido que buscará "todos los remedios legales, administrativos y judiciales posibles".

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies