10 momentos en la vida de Perón que seguramente desconoces

Lo que no se sabe de Perón
NOTIMÉRICA
Publicado 01/07/2018 2:09:48CET

BUENOS AIRES, 1 Jul. (Notimérica) -

Este 1 de julio, 44 años después de la muerte del expresidente de Argentina Juan Domingo Perón, mientras medio mundo le enaltece, el otro medio recuerda que sus actuaciones tampoco fueron ejemplares. Todos ellos cuenta de una manera u otra la historia del político pero, ¿qué hay de aquello que nadie sabe?

Perón protagonizó muchos momentos de su vida que aún se desconocen a gran escala. Para ello, Notimérica presenta diez momentos de la vida del hito político argentino que quizá se desconozcan.

TOSTADAS PARA SU DOCTOR

Carlos Seara, doctor de Perón durante los meses anteriores a su muerte, cuenta que la mañana del 1 de enero de 1974 el presidente, tras felicitarle el año, le preparó unas tostadas. El médico impávido no supo como reaccionar. Cuenta el facultativo que tiempo después se dio cuenta que el presidente solo buscaba "romper el hielo" con sus médicos una vez que fue consciente de que, al menos médicamente, iba a estar vigilado de por vida.

MIEDO DE SU ENTORNO

Gracias a los historiadores que han investigado la vida del político tras su muerte, se sabe que una vez que Evita --su flamante primera esposa-- falleció, poco a poco su círculo más cercano hizo lo imposible para aislar al presidente y reducir al máximo su contacto social. Este sabía a lo que se enfrentaba y llegó un momento en que ya no solo temía a aquellos terroristas u opositores que podía acabar con su vida, sino también a su entorno más cercano. En palabras de uno de sus médicos, Seara, "Perón dormía con armas a su alrededor y cuando le pregunté por qué, me dijo que por las dudas sobre quienes le redoaban".

CONOCÍA SU FINAL

El mandatario no solo sabía que padecía una cardopatía irreversible y una arterioesclerosis que no tenía solución, sino que también sabía, al menos un mes antes de su muerte, que esta no tardaría mucho en acecharle. Ya desde su 'discurso de despedida', el 12 de junio de 1974 --19 días antes de su muerte--, sabía a lo que próximamente se enfrentaría. Sin embargo, pocos saben que el día de su muerte, él mismo pronunció las palabras "esto se acabó".

   

"LOS ARGENTINOS SIEMPRE SERÁN PERONISTAS"

El peronismo siempre tuvo el soporte de buena parte de la ciudadanía argentina, pero también tuvo que hacer frente a una buena cantidad de opositores. El mayor ejemplo de ello puede ser La Revolución Liberal, tras la que Perón estuvo exiliado 17 años. Todo el mundo sabía hasta que punto el expresidente detestaba los discursos en su contra. Sin embargo, pocos conocían que consideraba a todos los argentinos peronistas. En sus palabras, "todos los argentinos son peronistas, pro-peronistas o anti-peronistas, pero siempre peronistas".

ROBO DE DOCUMENTOS

En los años 70, cuando ya vivía en España, la residencia del presidente en Puerta de Hierro de Madrid fue atracada. El robo no fue muy conocido porque en él no se sustrajeron las cosas que normalmente se roban a las personalidades (joyas, dinero o valiosas estatuas). Lo que le robaron ese día a Perón eran unos documentos oficiales y privados. En 2010 estos documentos comenzaron a ser desencriptados de la mano de Nilda Garré, ministra de Defensa durante el mandato de Néstor Kirhner. A pesar de que actualmente se han publicado algunos detalles del contenido de estos archivos, lo cierto es que se cree que muchos secretos aún son ocultados.

LA CENSURA DE PERÓN

La censura que Perón implantó durante sus mandatos no es un secreto. Sin embargo, lo que realmente pensaba el presidente de aquello que censuraba, no era conocido. A Saera, uno de los médicos con los que Perón compartió más momentos, le desveló lo que pensaba tras ver 'La Patagonia Rebelde', una película sobre la represión del Sur. De acuerdo con el profesional, tras ver la película sus palabras fueron: "Fue así la represión del Sur, pero la tengo que censurar porque no se puede dar esa imagen del Ejército precisamente en este momento".

   

NO SE DEJABA TOCAR

Tras su imagen de 'presidente del pueblo' tenía una personalidad muy peculiar. Aquellos que le conocieron de cerca aseguran que el presidente era una persona distante, desconfiada e incluso fóbica. Pero de todo lo que se cuenta sobre su personalidad, destaca el dato de que Perón "no se dejaba tocar ni por la gente de la calle", de acuerdo con uno de los facultativos que le atendió.

PERÓN CON EL CHE EN ESPAÑA

Algunos autores e historiadores sostienen que Perón y el Che se reunieron en Madrid durante el exilio del presidente. Sin embargo, esto es algo que hoy en día sigue siendo una incógnita. Los firmes defensores de este dato incluso aseguran que el Che entró en la residencia madrileña de Perón vestido de cura para no llamar la atención de los policías españoles. Sin embargo, muchos otros desmienten esta versión y aseguran que este encuentro no tuvo lugar.

LA OPERACIÓN SECRETA DE EVA

Evita sufrió un cáncer de cuello de útero por el que finalmente falleció en 1952. Perón intentó aliviar los dolores de su esposa poco antes de su muerte autorizando una lobotomía. Esto es una cirugía por la que se produce la ablación de un lóbulo cerebral. El fin de la intervención era que Eva sintiese el mínimo dolor posible. Este es considerado uno de los secretos mejores guardados de Perón no solo para la ciudadanía, sino para la propia Eva, que ni siquiera sabía que había sido operada por un médico estadounidense.

   

LA LISTA NEGRA DE PERÓN

   El General junto con Eva Perón redactaron una 'lista negra' de personalidades a los que se les prohibió el ejercicio de sus actividades por mostrar una ideología contraria a la del presidente entre 1946 y 1955. Esta lista hizo que muchos de los que aparecía en ella cesaran sus trabajos e incluso trabajasen bajo la clandestinidad. El extremo llegó cuando algunos decidieron exiliarse de Argentina para poder trabajar libremente o al menos para no estar bajo la censura peronista. Dentro de esa lista negra aparecían nombres como las actrices María Duval o Delia Garcés, y el abogado y periodista Jorge Paz.

   

   

   

   

Contador