19 de agosto: Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, ¿qué se conmemora en esta fecha?

Día de la Asistencia Humanitaria
NOTIMÉRICA
 
Actualizado 19/08/2018 8:52:35 CET

   MADRID, 19 Ago. (Notimérica) -

   Ellos arriesgan su vida llevando ayuda humanitaria a quienes más lo necesitan, al igual que de apoyar a las personas afectadas por las crisis en todo el mundo. Son héroes que merecen ser conmemorados un día al año, como mínimo. Cada 19 de agosto se celebra el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria agradeciendo a los valientes que hacen del mundo un lugar mejor.

   Este día fue instituido por la Asamblea General en diciembre de 2008. Con la designación de este día se pretende dar una mayor difusión a las actividades de asistencia humanitaria en todo el mundo y también rendir homenaje al personal de asistencia que ha perdido la vida o sufrido lesiones mientras realizaba su labor.

DATOS

   En los últimos 20 años, 4.132 cooperantes en servicio han sido atacados, recuerda la ONU.

   Suena fácil, pero ayudar es una labor "bastante arriesgada" en estas latitudes, advierte el español José Barahona, quien dirige las actividades de la ONG Oxfam en República Democrática del Congo. "La gente huye a pie a 20 o 30 kilómetros de la zona de conflicto, por lo que para ayudarles nos tenemos que acercar bastante a las áreas de violencia". Además, zonas que un día son seguras, pueden no serlo al siguiente.

En Centroamérica no hay una guerra y, sin embargo, es una de las regiones más violentas del mundo. Allí, Miguel Ángel García Arias dirige la oficina de Acción Contra el Hambre para Guatemala y Nicaragua. "Aquí la violencia es ciega, afecta a todos por igual", apunta. Eso quiere decir que la población civil o los trabajadores humanitarios no son un objetivo de ataques en una guerra, son víctimas simplemente porque están allí, en el momento y sitio equivocados, comentó el voluntario a 'El País'.

Captura

   Son personas vulnerables que necesitan asistencia humanitaria. La ayuda de todos. Aquellos que no solo lo hacen económicamente, sino también físicamente se merecen el respeto y admiración. Gracias por hacer del mundo un lugar un poco menos feo.