24 de marzo, Día Mundial de la Tuberculosis

Día Mundial de la Tuberculosis
NOTIMÉRICA - Archivo
Publicado 24/03/2018 7:24:31CET

   MADRID, 24 Mar. (Notimérica) -

La tuberculosis llamada antiguamente 'tisis' es una infección bacteriana contagiosa que afecta principalmente a los pulmones y puede propagarse a otros órganos. Es considerada como la enfermedad infecciosa más prevalente del mundo. Así mismo, es la segunda causa de muerte a nivel global y la primera entre las enfermedades contagiosas.

   Roberto Koch descubrió el bacilo que provoca esta infección el 24 de marzo de 1882 y el bacilo del cólera en 1883 y, gracias a estos logros, recibió el Premio Nobel de Medicina en 1905. Es considerado como el fundador de la bacteriología.

   Para conmemorar este significativo avance en la medicina, la Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora el 24 de marzo de cada año como el 'Día Mundial de Lucha Contra la Tuberculosis'.

   A pesar del control que se tiene sobre esta enfermedad, la tuberculosis se mantiene como un gran problema mundial de salud pública. Se estima que cada año se detectan alrededor de 9 millones de casos, los cuales necesitan ser tratados inmediatamente para evitar su propagación.

   La OMS organiza este año la campaña 'Líderes para un mundo libre de tuberculosis. Tu puedes ser uno de ellos', con la finalidad de motivar a jefes de estado, alcaldes, parlamentarios, líderes comunitarios, defensores de la sociedad civil, trabajadores de salud, doctores, organizaciones gubernamentales y afectados con esta enfermedad, a trabajar conjuntamente para eliminar este mortal virus.

   

   TRATAMIENTO

   Los síntomas de esta enfermedad dependen del área del cuerpo donde se están multiplicando las bacterias que, por lo general, se desarrollan en los pulmones. Así mismo, cuando alguien contrae esta enfermedad, los síntomas inmediatos son tos, fiebre, sudores nocturnos, pérdida de peso, entre otros.

   Sin embargo, el paciente que posee esta enfermedad suele tardar en buscar atención médica y transmite el virus a otras personas. A lo largo del año un enfermo tuberculoso puede infectar a 15 personas por contacto estrecho que si no reciben un tratamiento adecuado, pueden morir.

   Según datos de la OMS, desde el año 2000 se han salvado más de 49 millones de vidas gracias al diagnóstico y tratamiento efectivos. El tratamiento óptimo contra esta enfermedad suele durar 6 meses y consiste en la administración de antibióticos y medicamentos antimicrobianos.