Entre las 50 ciudades más peligrosas del mundo, 42 están en Iberoamérica

Pistola
PIXABAY - Archivo
Actualizado 09/03/2018 8:28:53 CET

   MADRID, 8 Mar. (Notimérica) 

   Entre las 50 ciudades más peligrosas del mundo, 42 están en Iberoamérica. Así lo ha señalado la organización civil mexicana denominada Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal (CCSPJP). De todas ellas, 17 están en Brasil, 12 en México, cinco en Venezuela, tres en Colombia y dos en Honduras, además de una en El Salvador, Guatemala y Puerto Rico.

   Para elaborar la lista, esta organización toma como referencia la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes. Las tres primeras son Los Cabos (México), con una tasa de 111,33 por cada 100.000 habitantes, Caracas (tasa de 111,19) y Acapulco (tasa de 106,63). Cabe destacar que solo se han tenido en cuenta ciudades con más de 300.000 habitantes.

   Las fuentes principales utilizadas para la extracción de los datos han sido la Oficina contra la Droga y el Delito de Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud (OMS), informaciones de los gobiernos de los países, además de jurisdicciones subnacionales y policías metropolitanas. Por último, también se han utilizado informaciones periodísticas.

   La CCSPJP destaca tres aspectos como los más llamativos en este ranking. El primero es "la pronunciada y rápida disminución de los homicidios en las ciudades de Honduras" y el segundo es "el incremento de la violencia en urbes de México". El tercer hecho que destaca la organización es "la dificultad para reconocer la magnitud de la violencia homicida en Venezuela, además del fenómeno democráfico que está sufriendo ese país".

   Según la organización, las buenas noticias en Honduras se deben al esfuerzo de su Gobierno por "erradicar de forma sistemática a células de grupos criminales, reducir la impunidad y actuar contra los delitos que cometen las pandillas".

   Al mismo tiempo, señala que lo acontecido en México se explica por las causas opuestas. "No hay una acción para la erradicación sistemática de las milicias privadas de los grupos criminales y se ha permitido que la impunidad llegue a los peores niveles jamás registrados", asegura.

   En cuanto a Venezuela, la CCSPJP afirma que el problema es "la creciente incapacidad de contar a sus muertos". Sostiene que "la información de la prensa sobre el tema en 2017 fue mucho más escasa que en años anteriores, menos periódica y menos específica".

   Además, indica que el país "está enfrentando un acelerado proceso de despoblamiento", por lo que las estimaciones oficiales de población y de tasas de homicidios basadas en ellas "no son reales, sino más altas".