El abogado de la anestesista de Débora Pérez Volpin detalla los últimos minutos en quirófano

YOUTUBE
YOUTUBE
Publicado 08/02/2018 15:25:24CET

   BUENOS AIRES, 8 Feb. (Notimérica) -

   Tal y como ha declarado el abogado de la anestesista encargada de la sedación de la periodista y diputada Débora Pérez Volpin (50), a los cinco minutos de que comenzara la prueba endoscópica, se produjo una brusca caída del óxigeno que impidió que la política pudiera respirar, recoge el diario 'Clarín'.

   El abogado de la anestesióloga Nélida Inés Puente, Eduardo Gerome, ha declarado que su defendida y la periodista no mantenían relación previa a los hechos, pero que minutos antes de que comenzara el procedimiento entablaron una conversación amena que ofreció "una relación de empatía muy grande". A continuación, "se hizo una sedación simple con una droga especial para este tipo de casos".

   "La labor de la anestesista es en forma exclusiva mirar los valores de oxígeno. A los cinco minutos de empezado el estudio se produce una busca caída del nivel de oxígeno. La paciente no pudo respirar. Allí se para todo y se la empieza a reanimar. Llaman a todos los médicos que estaban cerca", ha detallado el abogado, añadiendo que todo el personal médico quedó sorprendido ante los hechos.

   "Esta situación dejó a mi clienta muy mal. Ella tiene muchos años de profesión, y nunca se le murió un paciente, quedó con una gran angustia de lo sucedido", ha indicado el abogado, tal y como muestra 'Clarín'. Además, Gerome asegura que su defendida le ha explicado que siguió paso a paso el protocolo de actuación, por lo que "estaba totalmente sorprendida que se haya llegado a este resultado".

   Finalmente, según indica el citado medio, a pesar de que no pueden difundirse los detalles de la autopsia, finalizada en la noche de este miércoles, Gerome ha explicado que "no hay ninguna constancia que permita decir que acá hubo alguna cuestión de tipo anestésico". "Mi clienta no se explicaba qué había pasado, pero sabía que no podía haber sido nada del tipo anestésico. Esa caída en la respiración, la imposibilidad de respirar, eso se debió a algo extraño", ha agregado.

   Después de que se conociera la noticia de su fallecimiento, la familia de Pérez Volpin solicitó que se abriera una investigación por un supuesto "homicidio culposo" y para verificar si hubo ilegalidad o mala praxis por parte del sanatorio, al que han denunciado. Poco después, la anestesista se presentó voluntariamente ante el juzgado.

   Además de llevarse a cabo la autopsia del cuerpo, el magistrado encargado de la causa solicitaba el allanamiento del Sanatorio de la Trinidad de Palermo para disponer de la historia clínica de la paciente, el libro de enfermería y la hoja de guardia.