Absuelven a Milagro Sala en el juicio por el "caso de las bombachas"

Milagro Sala
TWITTER / @PRENSATUPAC
Actualizado 07/12/2017 21:56:43 CET

   BUENOS AIRES, 7 Dic. (Notimérica) -

   El Tribunal Oral Criminal Nº2 de Jujuy, en Argentina, integrado por los jueces Antonio Llermanos, Luis Ernesto Kamada y Mario Ramón Puig, decidió absolver a la líder de la organización Tupac Amaru Milagro Sala en el juicio por el "caso de las bombachas".

   En este caso, a Sala se le acusaba de un delito de amenazas a efectivos policiales en un diálogo telefónico de 2014 con la policía.

   De acuerdo con el Tribunal las pruebas y acusaciones presentadas por la comisario Ángela Cabrero no eran sólidas por lo que se procedió a dictar la medida judicial a favor de Sala. Lo hicieron en aplicación del principio "in dubio pro reo" por el cual en caso de duda o por falta de pruebas, se favorece al imputado.

   "Se ha demostrado que soy inocente y que es verdad lo que yo dije. La oposición no pudo comprobar que soy culpable", ha asegurado la dirigente a la salida de la audiencia, según ha informado el diario 'Clarín'.

   La defensa de Sala manifestó en el final de las audiencias que se pudo evidenciar la persecución y animosidad de todo un aparato montado por el Gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales, para hostigar y perseguir a su defendida.

   La dirigente seguirá cumpliendo prisión preventiva en la cárcel de Alto Comedero hasta que se cumpla lo dispuesto por la Corte Suprema de la Nación que le otorgó prisión domiciliaria cumpliendo el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

'CASO DE LAS BOMBACHAS'

   El popularmente conocido como "caso de las bombachas" se remonta a octubre de 2014, cuando la hija de María Molina, integrante de la organización Tupac Amaru y cercana a Sala, vio que en un puesto de una feria se estaba vendiendo ropa que había sido robada a su madre. Después de denunciar a la comerciante, esta fue liberada pero Molina siguió retenida, según informó 'Cadena 3'.

   Lo que vendría después fueron las supuestas amenazas telefónicas de Sala a la comisaría de policía, por las que la jefa de la comisaría, Ángela Silvina Cabrero, denuncia a Sala y por las que se celebra este juicio. Cabrero es la única querellante en esta causa.

   "Van a tener noticias porque voy a poner una bomba y los voy a hacer volar a todos. Ustedes son una manga de incompetentes. Cuando les ponga yo una bomba me van a conocer a mí. Los voy a hacer volar a la mierda, ya me van a conocer. Las bombachas pueden quedárselas para usted, su jefa y su mujer y todo el personal de la comisaría porque son una manga de maricones", dijo presuntamente Sala, según Cabrero.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies