Activistas venezolanos piden a la UE más presión a Maduro tras el informe de la OEA

Nicolás Maduro
REUTERS / HANDOUT .
Publicado 31/05/2018 14:53:22CET

   MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

   Activistas venezolanos esperan que el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) en el que recomienda que el Tribunal Penal Internacional (TPI) analice la comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela sirva para aumentar la presión a todos los niveles contra el Gobierno de Nicolás Maduro, para lo cual confían también en algún tipo de gesto por parte de la UE.

   La abogada Tamara Sujú, directora ejecutiva del Instituto Casla y colaboradora en el informe conocido esta semana, ha subrayado la necesidad de emprender "la vía judicial internacional" para presionar a Maduro. "Tienen miedo a dos cosas: a que les toquen los bolsillos y a que los metan presos", ha afirmado Sujú durante un acto en Madrid.

   Los expertos designados por la OEA han concluido que "existe fundamento suficiente para considerar que se han cometido crímenes de lesa humanidad en Venezuela que se remontan por lo menos al 12 de febrero de 2014" y han señalado más de 90 nombres de altos cargos como presuntos responsables de alguno de los siete delitos contemplados.

   Han identificado un total de 131 asesinatos durante las protestas opositoras de 2014 y 2017 a manos de las fuerzas de seguridad y los llamados "colectivos" --grupos de civiles armados afines al Gobierno--; 8.292 ejecuciones extrajudiciales desde 2015; más de 12.000 detenciones arbitrarias desde 2013; y más de 1.300 presos políticos.

   Ahora, corresponde al secretario general de la OEA, Luis Almagro, remitir el documento a la TPI, donde Sujú espera que algún país haga uso del artículo 14 del Estatuto de Roma. Dicho artículo concede potestad a los Estados parte del tribunal para remitir al fiscal una situación sospechosa y pedir una investigación formal.

   Por el momento, la fiscal jefe del TPI, Fatou Bensouda, ordenó el pasado mes de febrero abrir un examen preliminar, paso inicial de un hipotético proceso en el marco del cual podrían emitirse órdenes de arresto contra dirigentes venezolanos.

   Sejú espera que uno o varios países den el paso en el TPI y asuman el liderazgo de las acusaciones contra Maduro e incluso ha emplazado a la UE a elevar también la presión en este sentido "como apoyo al pueblo venezolano". En este sentido, ha recordado que la represión en Venezuela no es algo "aleatorio", sino "planificado" desde las altas esferas políticas.

   La abogada ha advertido de que, "haga lo que haga Maduro" --incluso podría anunciar su salida del Estatuto de Roma llegado el caso--, la investigación seguiría adelante. A su juicio, en el caso de Maduro ni siquiera cabe la posibilidad de "atrincherarse" como ha hecho el presidente sudanés, Omar Hasán al Bashir, ya que "Venezuela no puede estar aislada".

   Por su parte, el coordinador de la plataforma Soy Venezuela en Europa, el economista Fabio Valentini, también ha llamado a "intensificar la prisión internacional contra Maduro" y confía en que el informe de la OEA lleva a los países y bloques a "atreverse" y, al menos, ampliar las sanciones actualmente en vigor contra el "régimen criminal".

   "El informe relata lo que muchos venezolanos ya sabíamos", ha afirmado Valentini, que ha apelado al principio de intervención humanitaria para lanzar una operación internacional en el país sudamericano, utilizando como referencia los argumentos esgrimidos por la ONU en el caso de Ruanda durante la década de los noventa.

   Suju ha compartido este llamamiento, dando por hecho que Venezuela ha llegado a un punto en el que ya no cabe seguir reclamando nuevas elecciones, sino buscar la "dimisión" de Maduro a través de la "presión", tanto desde el extranjero como a nivel interno. "Estos animales no van a salir con votos", ha zanjado.

Contador