La agencia de emergencias, en el punto de mira por su lenta reacción a la erupción de Volcán de Fuego

Volcán de Fuego
REUTERS / JOSE CABEZAS
Publicado 06/06/2018 17:38:39CET

   MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los cuerpos de seguridad y los efectivos de rescate de Guatemala continúan este miércoles la búsqueda de los desaparecidos a raíz de la erupción del Volcán de Fuego el pasado domingo, que deja hasta el momento un balance de al menos 75 muertos, mientras arrecian las críticas hacia la agencia de emergencias por su actuación.

    Los efectivos de la Policía Nacional están trabajando en la 'zona 0' en Escuintla, uno de los departamentos más golpeados por la erupción del volcán para llevar a cabo la búsqueda de desaparecidos y están procediendo a marcar las viviendas que ya han sido verificadas.

   Según informa el diario 'Prensa Libre', los bomberos habrían localizado otros tres cuerpos más en la zona afectada por la erupción, si bien por el momento las autoridades no han elevado el último balance oficial ofrecido el martes. Además de los 75 muertos, se estima que hay unos 200 desaparecidos.

   Entretanto, parecen aumentar las críticas hacia la respuesta de las autoridades. Los medios locales han resaltado que el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) alertó a la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) sobre la erupción con flujos piroclásticos en el Volcán de Fuego.

   La primera de las alertas se produjo a las 6.00 horas, seguida de otra a las 10.05 y otra más a las 13.45, en la que el Insivumeh indica que la erupción es "la más fuerte registrada en los últimos años", después de que la columna de humo alcanzara los 10.000 metros, y sugería a la Conred "evacuar a las personas de Sangre de Cristo por el descenso de flujos piroclásticos".

   Además, el instituto recomendó a la Dirección General de Aeronáutica Civil el cierre del aeropuerto La Aurora, en la capital, hasta donde había llegado ya la ceniza, si bien los boletines no mencionaban la comunidad de San Miguel Los Lotes de la aldea El Rodeo, en Escuintla, la más golpeada.

   Tras el último aviso, la Conred optó por enviar a su delegado, Juan Francisco Galindo, a comprobar cuál era la situación, quien falleció en El Rodeo, sepultado al igual que muchos de sus habitantes bajo las cenizas y los escombros. A las 15:20 horas, se produjo la segunda y más grande explosión del volcán. Sin embargo no sería hasta las 16.45 horas, cuando San Miguel de los Lotes ya había quedado sepultada, cuando la Conred declaró la alerta naranja y se iniciaron los procesos de evacuación.

   Según ha explicado a 'El Periódico' el exsecretario de la Conred Alejandro Maldonado, los protocolos del organismo estipulan que dada la velocidad a la que se mueve el flujo piroclástico, se recomienda evacuar a las comunidades ubicadas en las faldas del volcán. De acuerdo con este experto, la evacuación debe hacerse ya que es difícil de predecir la dirección que tomarán los flujos, que dependen del viento.

   Por otra parte, el director del Insivumeh, Edy Sánchez, ha resaltado que la población tuvo dificultades para salir del área de peligro ya que las recientes lluvias habían incrementado el caudal de los ríos que los residentes en la zona tienen que cruzar para escapar de los flujos piroclásticos, una evaluación en la que coincide Maldonado.