Agua azul: las cascadas más famosas de México se quedan sin agua

Contador
Agua azul: Las cascadas más famosas de México se quedan sin agua
TWITTER
Actualizado 14/11/2017 18:01:09 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 14 Nov. (Notimérica) -

   Uno de los atractivos turísticos más importantes de México por su riqueza natural se encuentra en riesgo de sequía. Las cascadas de Agua Azul, ubicadas en la selva Lacandona del estado mexicano de Chiapas, se han quedado prácticamente sin aguan en los últimos días de forma inesperada.

   Las autoridades mexicanas están investigando las causas entre las que se incluyen la deforestación y las alteraciones geológicas que pueden haber desviado el cauce del río que transporta el agua hasta la zona.

   "Entre el 75% y el 80% del agua se está yendo al margen izquierdo, donde está la zona no turística y dejando poca agua en el margen derecho, que es donde se encuentra concentrado el turismo. El nivel habitual de agua ha disminuido 60 centímetros. No obstante, hay agua suficiente para que ahora los visitantes disfruten con menos riesgo", indicó el delegado de la Comisión Nacional de Áreas Protegidas en Chiapas, Adrián Méndez, al periódico español 'El País'.

   

   Por otro lado, los sismos que azotaron México el pasado mes de septiembre también han ocasionado fracturas y filtraciones subterráneas que han provocado que el nivel de agua baje. Según la prensa local, a día de hoy se puede caminar por zonas del río que hasta hace poco tenían hasta dos metros de profundidad.

   La Golondrina, que es la cascada principal del centro ecoturístico, se ha secado por primera vez en 41 años a causa del colapso de rocas producido por los movimientos telúricos y ocasionando el desvío del río Xanil, que es la principal fuente de abastecimiento del conjunto de las cascadas de Agua Azul.

   

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   Además, las autoridades indican que a pesar de que las cascadas de Agua Azul están resguardadas por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, la selva Lacandona está siendo explotada por el "uso del suelo".

   "Catorce kilómetros arriba del río hemos encontrado un área de deforestación acelerada. Tenemos que hacer lo pertinente para reforestar y regenerar el ciclo de agua", indicó el director de Protección Civil de Chiapas, Luis Manuel García, al periódico digital 'BBC Mundo'.

   Por el momento, está previsto que en aproximadamente 20 días las autoridades determinen las causas para que uno de los tesoros naturales del país, que es visitado por unos 250.000 turistas al año, se encuentre en semejantes circunstancias.

   

   

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies