Arrojan a un bebé por la ventana de un coche robado en Argentina

Bebé
PIXABAY
Publicado 30/01/2017 22:23:57CET

   BUENOS AIRES, 30 Ene. (Notimérica) -

   Dos delincuentes arrojaron a un bebé de cuatro meses desde el coche la noche del pasado domingo cerca de las 22.30 (hora local) en la localidad de Ramos Mejía en la provincia de Buenos Aires, Argentina. El bebé, identificado como Franco, sufrió lesiones y, por el momento, continúa hospitalizado.

   El hecho tuvo lugar cuando los ladrones, que acababan de tomar el coche de una mujer, se daban a la fuga y se dieron cuenta de la presencia del bebé en el asiento trasero del vehículo. A los pocos metros de haber comenzado la huída, los delincuentes tiraron al pequeño a la cuneta sin parar la marcha.

    Luciana, la madre de 27 años, conducía el vehículo por Conesa 350 con su bebé abordo cuando fue amenazada por los delincuentes con un arma y obligada a bajarse del vehículo mientras observaba como se daban a la fuga con él y con su bebé en el interior.

   Según informaciones facilitadas por 'La Nación', la joven habría corrido detrás del vehículo gritando, cuando a los pocos metros se abrió la puerta y el niño salió despedido del coche.

   El bebé, trasladado al centro de urgencias de La Trinidad, sufrió golpes y heridas en todo el cuerpo. En un primer momento fue internado en el área de terapia intensiva para observar su estado.

   En vista de que su salud es buena y que las lesiones no fueron graves, el bebé fue trasladado al área de terapia intermedia donde continúa en observación, según ha hecho saber el jefe de la clínica, Daniel Capra.

   Por otro lado, las autoridades locales trabajan para hallar alguna pista de los delincuentes que aún no han sido localizados. La única declaración que se tiene sobre los asaltantes son los testimonios de la madre, que asegura que se trataba de chicos "muy jovencitos, de 17 o 18 años".

   Luciana también ha aprovechado sus declaraciones a los medios para denunciar que la ambulancia no llegó a socorrer al bebé y que la fotografía del mismo que llegó hasta los medios, sin su autorización, la había tomado el subcomisario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies