¿Por qué ha aumentado la violencia en México?

Pistola en el suelo
PIXABAY - Archivo
Publicado 23/07/2018 23:06:48CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 23 Jul. (Notimérica) -

   El aumento de la violencia en México se debe a la proliferación de armas de fuego en el país, la sobreproducción de cocaína en Colombia, el aumento de consumo de opioides en Estados Unidos y la "debilidad policial", según señala el titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia.

   En una entrevista con 'Milenio', relaciona los crímenes en puertos y fronteras mexicanos con el comercio de cocaína colombiana a Estados Unidos.

   Sostiene que la producción de la droga aumentó porque en 2015 la Corte Suprema colombiana prohibió la fumigación de la planta de coca con glifosato y porque mucha gente empezó a cultivarla para beneficiarse del programa de sustitución de cultivos ilícitos.

   Señala que, como resultado, en colombia se cultivó más coca en los últimos tres años que en los diez anteriores y México ha alcanzado una tasa de 22 homicidios por cada 100.000 habitantes en el país azteca.

FACTORES LEGALES Y POLÍTICOS

   Señala como factores internos la imposibilidad de que se aplique prisión preventiva oficiosa a los detenidos en carreteras con armas largas y lo que él llama "debilidad policial".

   Añade los cambios políticos en presidencias municipales, regidurías, sindicaturas o gubernaturas. El resultado es "un cóctel que hemos llamado una tormenta perfecta".

EL PAPEL DE ESTADOS UNIDOS

   Aunque describe la relación con Estados Unidos como "excelente", llama la atención sobre las armas que llegan a México del vecino del norte y sobre el consumo de opioides en ese país

   "Si ingresan AK-47, Barret calibre 50, lanzagranadas, y otras armas de altísimo poder a nuestro país, con esas armas precisamente se enfrentan los grupos delincuenciales que disputan el paso, por ejemplo, de sustancias como el fentanilo, como la goma del opio y otros psicotrópicos y estupefacientes", asegura.

   Además, relaciona el consumo de opioides en Estados Unidos con la dificultad para comprar medicamentos. "Cuando Estados Unidos prohíbe la venta sencilla y la receta liberal, amplía el consumo de opioides", mantiene.