Caso Ámbar: la violación de una bebé de un año y siete meses que tiene conmocionada a Chile

Infancia triste, maltrato, infantil, muerte, abuso
PIXABAY - Archivo
Actualizado 02/05/2018 13:21:47 CET

   SANTIAGO, 2 May. (Notimérica) -

   La violación de una bebé de un año y siete meses, que falleció después del suceso, ha causado una gran conmoción e indignación en Chile.

   La menor, identificada como Ámbar, que fue violada presuntamente por la pareja de su tía, identificado como Andrés Espinoza, murió tras ser atendida en un hospital de la comuna chilena de Los Andes.

   De acuerdo con los partes médicos presentados por el centro hospitalario, la niña presentaba lesiones sugerentes de penetración anal y además se encontraba en estado de 'shock', señalaron los médicos que atendieron a la menor y quedaron profundamente consternados por el caso.

   El presunto responsable de los hechos trasladó a la bebé al hospital argumentando una supuesta caída. Ámbar tenía un neumoperitoneo, denominación clínica para la presencia de aire en la cavidad abdominal, lo que supone una perforación interna. Una caída, entonces, era una explicación poco razonable para que una pequeña presentara una fisura en el tracto digestivo.

"TODOS LE FALLAMOS"

   El pediatra del Hospital de Los Andes, Álvaro Retamal, ha señalado para el diario 'La Tercera' que "contra el culpable se siente repugnancia, rabia, espanto, pero también horror frente a los que callaron y al final, en menor medida, todos de alguna forma como sociedad le fallamos".

   El fiscal Ricardo Reinoso, del Juzgado de Garantía de Los Andes, señaló que Espinoza Aravena no reconoce su culpabilidad, asegurando que la niña solo se cayó desde su cama, la cual tiene una altura aproximada de 50 centímetros.

   Por su parte, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, condenó la muerte de la menor a través de su cuenta de Twitter.

   Del mismo modo, el ministro de Justicia y Derechos Humanos de Chile, Hernán Larraín, aseguró que se buscarán "las penas máximas" para Espinoza, quien permanecerá en prisión preventiva durante seis meses, mientras la policía realiza las correspodientes investigaciones para el esclarecimiento de los hechos.