El caso de una joven que padece una enfermedad degenerativa reabre el debate sobre la eutanasia en Chile

Contador
Enfermedades
PIXABAY
Actualizado 08/02/2018 17:58:33 CET

   SANTIAGO, 8 Feb. (Notimérica) -

   El caso de la joven Paula Díaz ha reabierto el debate sobre la eutanasia en Chile después de que haya escrito una carta a la presidenta saliente, Michelle Bachelet, para que autorice su muerte asistida.

   "No tengo descanso, es algo tan terrible que no puedo descansar ni de día ni de noche", inicia el vídeo en el que la joven de 19 años hace su petición a la mandataria y que el pasado 21 de enero su familia difundió por las redes sociales para, según indican, sensibilizar a la sociedad, informa 'El País'. 

   La eutanasia es ilegal en Chile, lo cual hace que el caso de Paula se encuentre sin alternativas, después de padecer desde noviembre de 2013 un conjunto de síntomas cuya causa es desconocida para los médicos.

   Su proceso ha sido degenerativo, caracterizándose por ardores constantes y fotofobia, a lo que se suman movimientos involuntarios y la pérdida de sensibilidad en manos y piernas.

   "Hemos pasado por muchísimas instituciones, hospitales, múltiples diagnósticos. Es terrible no tener una certeza de lo que pasa con ella", ha relatado su hermana Vanessa en una entrevista publicada el pasado martes por 'BioBioChile'.

   Después de que el país austral viviera un episodio similar en 2015, protagonizado por la joven Valentina Maureira, que también pedía a la presidenta que la ayudase a "dormir para siempre", algún político ha dado un paso al frente.

   El pasado sábado, un día después de la publicación del vídeo sobre Paula, el diputado del Partido Liberal Vlado Mirosevic pidió que se retomara el proyecto de ley para regular la eutanasia, presentado en 2014 por su partido.