Chile presenta últimos alegatos y ratifica que los argumentos bolivianos no tienen sustento jurídico

Palacio de la pa la haya
WIKIMEDIA
Publicado 28/03/2018 15:01:40CET

   LA HAYA (HOLANDA), 28 mar (Notimérica).-

   El abogado estadounidense Harold Koh, miembro del equipo jurídico chileno, inició este miércoles la última ronda de los alegatos de ese país, en la demanda marítima impetrada por Bolivia en la Corte Internacional de Justica (CIJ) y asegurando que el demandante "ha fracasado completamente" en demostrar que sus argumentos tienen sustento jurídico para obligar a Chile a negociar una salida al Pacífico.

   "En los alegatos del lunes nos demuestran que Bolivia ha fracasado completamente en demostrar los conceptos para poder prevalecer, es decir, que existía un compromiso, una obligación. Bolivia no puede triunfar, al no poder demostrar ninguno de los tres puntos que pretende, el caso de Bolivia debe fracasar", puntualizó.

   El equipo jurídico chileno intentará en esa audiencia final rebatir los argumentos de Bolivia en ese alto tribunal y convencer de la no necesidad de negociar con el país vecino. Al igual que Bolivia, ambos deberán esperar el fallo que la Corte emitirá probablemente en fin de año.

   Koh argumentó que Bolivia presentó una serie de propuestas para cada episodio y dijo que, en ninguna de ellas, demostró en que consiste "la obligación de negociar" y menos acceso soberano, recoge la Agencia Boliviana de Información (ABI).

   A su juicio, Bolivia ha recorrido todas las bases posibles para encontrar una obligación y dijo que es más serio "cuando un solicitante pide derecho a un territorio" soberano, tomando en cuenta que, en caso de un fallo positivo, esa medida tendría consecuencia para miles de familias chilenas, incluso muchas familias indígenas.

   Koh calificó a los alegatos de Bolivia como un "como partido de tenis" por los constantes cambios en su contenido.

   "Bolivia considera que existen soluciones prácticas, Bolivia está dispuesta para proponer soluciones concretas sobre la mesa. Si Bolivia está realmente dispuesta a tomar estos pasos, ¿por qué no lo hizo antes?, en vez de hacernos pasar todo este proceso jurídico. Bolivia se imagina que su acción facilita la democracia y la acción bilateral. La judicialización de la diplomacia daña la diplomacia misma", sentenció.